Paginas

Estamos en Semana Santa

Es bueno reflexionar y por tal motivo quise compartir esta palabra

Parábola del siervo malvado

Mateo 18: 23-35

23 »Por esto, el reino de los cielos es semejante a un hombre rey, que quiso hacer cuentas con sus siervos. 24 Y cuando él comenzó a hacer cuentas, le fue traído uno que le debía diez mil talentos. 25 Puesto que él no podía pagar, su señor mandó venderlo a él, junto con su mujer, sus hijos y todo lo que tenía, y que se le pagara. 26 Entonces el siervo cayó y se postró delante de él diciendo: “Ten paciencia conmigo, y yo te lo pagaré todo.” 27 El señor de aquel siervo, movido a compasión, le soltó y le perdonó la deuda.

28 »Pero al salir, aquel siervo halló a uno de sus consiervos que le debía cien denarios, y asiéndose de él, le ahogaba diciendo: “Paga lo que debes.” 29 Entonces su consiervo, cayendo, le rogaba diciendo: “¡Ten paciencia conmigo, y yo te pagaré.” 30 Pero él no quiso, sino que fue y lo echó en la cárcel hasta que le pagara lo que le debía.

31 »Así que, cuando sus consiervos vieron lo que había sucedido, se entristecieron mucho; y fueron y declararon a su señor todo lo que había sucedido. 32 Entonces su señor le llamó y le dijo: “¡Siervo malvado! Toda aquella deuda te perdoné, porque me rogaste. 33 ¿No debías tú también tener misericordia de tu consiervo, así como también yo tuve misericordia de ti?” 34 Y su señor, enojado, le entregó a los verdugos hasta que le pagara todo lo que le debía. 35 Así también hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a su hermano.

Enviado por Kirssys Abreu (La jefa)


Más Noticias


3 Respuestas a Estamos en Semana Santa

  1. M 8 abril, 2009 at 4:12 PM #

    Buen consejo el de esta parabola. Si lo aplicaramos, no habrian tanta gente que mata a otro por chelitos… o por tonterias.

  2. Kirssys 8 abril, 2009 at 11:43 AM #

    A mi también me encanta esta parábola bíblica. Me hace pensar en las tantas veces que hemos sido injustos e impiadosos con los demás, cuando precisamente otros y el mismo Dios, nos ha concedido su inmensa misericordia.

    Cada día trato de tener pendiente esto, y oro para que el Padre traiga a mi mente la cantidad de veces que he sido perdonada por El, precisamente en aquellos momentos en los que me siento ofendida por otros. El otro día me molesté bastante con alguien que me reclamó algo, que yo entendía no tenia razón de ser, y en mis manos tenia un gran argumento para evidenciar, lo que yo en mi arrogancia entendía era su “ineptitud”, sin embargo reflexioné, y como por arte de magia, vino a mi mente un recuerdo de una vez donde cometí tal tontería ( mucho mayor a la de mi molestia), que podía costarme caro, y otra persona a quien perjudicaría mi acción, perdonó y hasta cierto punto justificó y asumió, la responsabilidad del asunto. Esa persona tuvo misericordia, y me dio otra oportunidad. Ese ejemplo, marcó mi vida. Lamentablemente no me ha hecho perfecta, pero si mas humana, me hace colocarme en el lugar del otro, que es tan difícil.

  3. ana 8 abril, 2009 at 10:51 AM #

    Sabias palabras de las escrituras…. si todos hicieramos asi y aplicaramos el perdon muchas cosas no sucedieran…

Deja un comentario

Current ye@r *

Monetizado y optimizado por Tabuga