Mitos y realidades del aumento de seno

2

Cuando una mujer está en el proceso de tomar la decisión de aumentarse el busto, son muchas las preguntas que se hace: ¿puedo tener hijos luego de un implante? ¿pierdo la sensibilidad en el área cuando el implante se coloca por la aureola? ¿podré lactar a mis hijos?

Antonio Busquets -cirujano plástico y el primer puertorriqueño en ser aceptado en el programa de cirugía plástica y reconstructiva de Emory University- señala que existen muchas ideas falsas acerca de este procedimiento. Por ejemplo, es importante que la mujer sepa que un implante no creará ninguna complicación en un embarazo futuro. Sin embargo, debe ser consciente de que luego del embarazo el busto se cae, aún con el implante, por lo que seguramente la paciente deberá volver al quirófano para colocar un implante nuevo.

Uno de los mitos es la pérdida de la sensibilidad en la aureola y la imposibilidad de lactar luego de una operación de este tipo. A lo que Busquets responde que existe un 1% de probabilidad de pérdida de sensibilidad y que no existen problemas para lactar luego de la intervención quirúrgica.

Diferentes métodos

Busquets explica que comúnmente el implante se coloca por la axila, por la aureola o por debajo del seno. En el primero de los métodos no quedan cicatrices en los senos, pero la recuperación puede tomar más tiempo, además de que el tamaño de implante no debe ser muy grande.

Por otra parte, cuando se coloca a través de la aureola hay que ver que esta tenga las medidas adecuadas para que el implante entre sin problemas. En este método la incisión es de unos tres centímetros y es más recomendable para mujeres que ya tienen las medidas adecuadas para que quepa el implante.

En mujeres que no han tenido hijos, Busquets recomienda colocar los implantes por debajo del seno.

“Para las damas que sólo desean aumentar su busto podemos acomodarlo de forma endoscópica por la axila, sin cicatriz visible. El implante se puede colocar detrás del músculo pectoral, debajo del seno o en una combinación de ambos. La cirugía es ambulatoria, así que por lo general, la mujer puede regresar a su rutina diaria en aproximadamente una semana”, explica el médico con oficina en Capitolio Plaza , frente al muelle de San Juan.

El experto usualmente aumenta una copa o copa y media, como máximo, porque sino se estiraría demasiado la piel. Además, aconseja mantener el área bien hidratada para evitar las estrías.

Los beneficios del silicón

Aunque en 1992 la Food and Drug Administration sacó del mercado los implantes de silicón por considerarlos perjudiciales a la salud, en 2006 se lanzó un nuevo modelo que contenía un silicón más cohesivo o espeso que minimizaba los riesgos. Desde entonces, le hacen la competencia a la solución salina.

El cirujano plástico comenta que el implante de silicón ‘gel’ luce más natural que el de salina y a su vez, es más agradable al tacto.

En aumento

La operación de aumento de seno es una de las más comunes entre mujeres jóvenes de 30 a 39 años.

El estudio más reciente de la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos (ASPS, por sus siglas en inglés) reveló que en 2010 las operaciones de aumento de seno tuvieron un incremento de un 2% comparado con el 2009, para un total de 296,203. Un 15% de ellas se realizaron en la Región 3, en la misma que se contabilizan las cirugías y procedimientos cosméticos que se hacen en Puerto Rico.

Según es estudio de ASPS, el costo promedio de una cirugía de aumento de busto en Estados Unidos y Puerto Rico es de $3,351.

Fuente: Elnuevodia.com

Regalanos un Like!!!

2 Comentarios

Comments are closed.