Las fugas de reos más ingeniosas en México

0

Es muy frecuente que los presos de distintas cárceles intenten fugarse de sus condenas. No todos lo logran, pero algunos se buscan maneras por demás peculiares para no pasar años en prisión. El diario mexicano El Universal hizo un recuento de algunos de los intentos de fuga más ingeniosos en prisiones del país.

Una de las fugas más espectaculares en territorio mexicano quizá sea la de David Kaplan. Este estadounidense escapó del penal varonil de Santa Martha Acatitla, en Ciudad de México, el 18 de agosto de 1971. Su método: un helicóptero se lo llevó.

Kaplan se hallaba purgando una condena de 28 años por homicidio. Se fugó con Carlos Contreras, según el medio, que detalla que no hubo ninguna orden de los guardias de disparar en contra de la aeronave azul, que lanzó una escalera para que Kaplan no cumpliera su condena.

En tanto, el narcotraficante Alberto Sicilia Falcón se fugó de la legendaria cárcel de Lecumberri en 1975, tras haber cavado un túnel.

El tristemente célebre secuestrador Andrés Caletri escapó en tres ocasiones de la prisión. En 1995, cuando huyó del Reclusorio Sur, se fugaron también Modesto Vivas Urzua y otros diez internos

Años más tarde, el 19 de enero de 2001, el famoso capo mexicano Joaquín “El Chapo” Guzmán, logró escapar del penal de máxima seguridad de Puente Grande, en Jalisco, sin que se realizara un solo disparo y sin que su huída fuera notada hasta horas más tarde.

Sobre su fuga, dos versiones han trascendido. La primera de ellas es que se introdujo en un contenedor de ropa sucia que fue colocado en un camión, que partió al occidente mexicano. Sin embargo, otra versión afirma que “El Chapo” salió caminando y por la puerta principal de la prisión.

Uno de los intentos que definitivamente la genteno olvidará, fue el reciente intento frustrado realizado el 2 de julio de este año por el reo Juan Ramírez Tijerina, quien trató de evadirse del Centro de Readaptación Social de Chetumal, Quintana Roo, escondido en una maleta.Tras la visita conyugal, su esposa quizo salir de la prisión con una voluminosa valija, que llamó la atención de los guardias de seguridad. Para sorpresa de éstos, al abrir la maleta hallaron al reo, semidesnudo, y enroscado.

Quizá Ramírez copió la idea de Alfredo Cervantes Ramírez “El Fugas”, quien logró escapar en 1998 del Reclusorio Sur metido en una maleta.

Sin lugar a dudas, las múltiples fugas de Alfredo Ríos Galeana “el enemigo público número uno”, pase a la historia por haber puesto en jaque más de una vez al sistema penitenciario mexicano. Este hombre, que se había fugado ya de una cárcel en Hidalgo en 1983 y del penal de Santa Martha Acatitla, se escapó una tercera vez de una manera poco usual.Al interior del Reclusorio Sur, en el Distrito Federal, Ríos Galeana se encontraba en una audiencia, cuando fue rescatado por diez cómplices, que hicieron un boquete en la pared por medio del cual pudo escapar el 22 de noviembre de 1986

Por su parte, Guillermo Mendoza Ramírez escapó del Reclusorio Oriente, también en Ciudad de México, vestido de mujer, el 8 de diciembre de 2001.

Una multitudinaria fuga sucedió el 16 de mayo de 2009 en en Penal de Cieneguillas, en Zacatecas. Camionetas de tipo Suburban ingresaron sin enfrentar ningún problema y sacaron a por lo menos 53 reos, al menos 27 de ellos sentenciados por cargos federales.

En tanto, Agustín Mauricio Sánchez Hernández se fugó del Hospital de Xoco, también en la Ciudad de México en noviembre de 2009, mientras recibía atención médica por un presunto malestar estomacal.

Con el mismo método se escapó antes de él Raúl Ortíz González, “El Azul”, quien es considerado un reo de alta peligrosidad y estaba bajo custodia de un grupo de vigilantes. “El Azul”, fugado en abril de 2009, está vinculado al secuestro de la hija del ex funcionario mexicano Nelson Vargas.

Fuente:Univision

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.