Cómo lucir piernas sin ñañaras y sin várices

0

Si bien las dilataciones venosas no son un problema exclusivo de las mujeres, ellas son quienes más las padecen. Tampoco se trata de una simple cuestión estética o de coquetería, ya que pueden convertirse en un serio trastorno de salud.

Las varices son dilataciones venosas anormales y permanentes. No sólo son antiestéticas, sino que también las piernas se sienten más cansadas e hinchadas, puede aparecer picazón, ardor y calor, por último pueden provocar dolor. El objetivo del especialista es la prevención y tratamiento de las várices y de sus complicaciones procurando alivio de los síntomas, evitando la progresión de las mismas, logrando en consecuencia una mejoría del aspecto físico.

Causas y prevención

Se originan como consecuencia de paredes venosas débiles.

Esta debilidad probablemente sea de origen hereditario y hace que las venas pierdan elasticidad, se estiren y se vuelvan mas largas y anchas. Como el espacio que ocupan sigue siendo el mismo, comienzan a ponerse tortuosas, con ese aspecto serpenteante que abulta la piel.

Consejos saludables

• Mantener el peso dentro de lo normal.

• Evitar el sedentarismo.

• Control periódico con cirujano vascular o flebólogo.

• Evitar fuentes de calor excesivo como son la cera caliente para la depilación, calefacción a la altura de las piernas, baños muy calientes, prolongada exposición al sol en posición inmóvil.

• No usar prendas ajustadas, ni fajas ni ligas.

• Usar calzado amplio y cómodo, con no más de 3 a 4 centímetros de taco.

• En el trabajo o en viajes largos, hacer paradas regulares o caminatas cortas.

• Evitar el estreñimiento.

• Evitar la retención de líquidos.

• Abundantes alimentos ricos en vitamina C que ayudan a mantener fuertes las paredes vasculares, ya que contribuye a la formación de colágeno.

• Hacer ejercicios, gimnasia suave, yoga, etc. También existen ejercicios simples que pueden ayudar. Es esencial mover las articulaciones de los tobillos (ponerse en puntas de pie o levantar las puntas de los pies apoyando sobre los talones cuando permanecemos mucho tiempo sentados, levantar los pies cuando estamos acostados y realizar un pedaleo como de bicicleta, por citar algunos ejemplos).

• Sin lugar a duda, la medida más eficaz a implementar es la elastocompresión (medias elásticas de compresión graduada), que actúa favorablemente evitando la aparición de dilataciones venosas indeseables y mejorando la evolución de aquellos pacientes que ya tienen várices.

La mejor elastocompresión se logra mediante la utilización de medias elásticas de compresión graduada, que se caracterizan por comprimir dentro de un rango determinado el miembro inferior. Dicha compresión debe ser decreciente desde el pie hacia arriba, a fin de permitir un adecuado flujo de retorno venoso y linfático.

Es esencial que las medias mantengan sus cualidades compresivas, lo cual se logra con una avanzada tecnología textil. Es importante ponerse las medias por la mañana, cuando las piernas están deshinchadas. El objetivo es utilizarlas de la mañana a la noche.

Recuerde que en las primeras semanas, hasta que las piernas se adaptan, puede sentirse una mínima incomodidad, por lo que recomendamos comenzar a usarlas unas pocas horas hasta lograr su uso permanente.

Las medias estéticamente bonitas no se diferencian de las medias de vestir, pero cumplen con los requerimientos técnicos de elastocompresión. Son una verdadera herramienta en la prevención y tratamiento de las várices y linfedema, sin riesgos para la salud.

Las medias elásticas de compresión graduada deben ser indicadas por el médico para cada caso: al utilizarlas se disminuye el trabajo de la pared de las venas y se mejora el funcionamiento de las válvulas venosas.

En el último trimestre del embarazo es muy común escuchar a las futuras mamás quejarse por la retención de líquidos y por la pesadez y molestias en las piernas. Existen medias de compresión graduada para embarazada. Podríamos decir metafóricamente que son el mejor remedio porque cuidan a la futura mamá y no exponen al bebe a medicamentos.

Si previo al embarazo ya existían várices, durante el desarrollo de este puede haber un empeoramiento y aumento de las complicaciones.

Por ello es de suma importancia consultar con un especialista.

Por: doctor Edgardo Paulo Sabogal Alessio (MN 79653), especialista en Flebolinfología y cirugía plástica y reparadora. Asesor Médico de Bander Green S.R.L

Fuente: Saludable.infobae.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.