Delincuencia descontrolada ¿Qué espera el Estado para actuar?

2

La República Dominicana ha estado viviendo en los actuales momentos una crisis económica profunda, producto de la Corrupción Administrativa, la mala administración publica y la ineficiente política económica, lo cual ha traído como consecuencia el empobrecimiento de la clase media, y el empeoramiento de la pobreza extrema, lo cual ha desesperado a muchos ya que una crisis económica profunda aumenta considerablemente la alta tasa de desempleo.

Una tasa alta de desempleos, sumado a la corrupción imperante, falta de aplicación de la ley, y una Policía Nacional mal pagada, traen como consecuencia un aumento de la delincuencia totalmente descontrolada.

Ya hemos visto como han aumentado los asesinatos denominados sicariatos, el tráfico y consumo de drogas, la violencia de género o intrafamiliar, etc., en todo el país, no obstante el Gobierno piensa que con un dialogo con todos los sectores nacionales la delincuencia disminuirá.

Muchos culpan al Código Procesal Penal, pero dicha disposición legal no establece en ninguno de sus articulados que los agentes policiales deben de estar asignados a otras funciones ajenas a la suya, no dice en ninguna parte que los mismos deben ser mal pagados, ni que tampoco pueden contestar las llamadas del 911, ni mucho menos dice que los policías no deben estar patrullando o extorsionando al inocente en una esquina oscura en la noche.

El 26 de Enero del 2010, fue proclamada la nueva Constitución de la República, la cual ha reconocido el derecho de la población a vivir sin violencia, en el artículo siguiente:

“Artículo 42.- Derecho a la integridad personal. Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física, psíquica, moral y a vivir sin violencia.”

El referido precepto constitucional reconoce textualmente el derecho de toda persona a recibir el respeto a su integridad física, psíquica y a vivir sin violencia, no obstante, con todos los factores mencionados en los párrafos anteriores uno se pregunta, es posible acaso el imperio y aplicabilidad del articulo preindicado, ha actuado el Estado Dominicano (Policía Nacional, DNCD, Ministerio Publico y Justicia) para que dicho articulo se pueda aplicar, soy de la consideración que no.

No bastan los discursos bonitos en campaña electoral, ni la cantidad de coroneles o generales con que cuenta la Policía Nacional, si a la hora de la verdad no harán absolutamente nada. La Policía Nacional está en su deber de combatir la criminalidad, para lo cual no necesitan ellos un fiscal presente, ni una orden judicial, dicho deber también fue establecido en la nueva Constitución de la República, la cual dice lo siguiente:

“Artículo 255.- Misión. La Policía Nacional es un cuerpo armado, técnico, profesional, de naturaleza policial, bajo la autoridad del Presidente de la República, obediente al poder civil, apartidista y sin facultad, en ningún caso, para deliberar. La Policía Nacional tiene por misión:

1) Salvaguardar la seguridad ciudadana;

2) Prevenir y controlar los delitos;

3) Perseguir e investigar las infracciones penales, bajo la dirección legal de la autoridad competente;

4) Mantener el orden público para proteger el libre ejercicio de los derechos de las personas y la convivencia pacífica de conformidad con la Constitución y las leyes.”

El previamente invocado articulo constitucional le reconoce la misión expresa de salvaguardar la seguridad ciudadana, prevenir los delitos, así como las otras 2 atribuciones, las cuales en conjunto, le permite actuar, si necesidad de esperar una herramienta legal como la planteada modificación al Código Procesal Penal, y a su vez hacer que se respete el articulo 42 de la Constitución de la República en lo referente a vivir en una sociedad sin violencia, pero con una Policía Nacional mal pagada y desorganizada, es difícil aplicarlo, razón por la cual considero que la ultima palabra siempre la tendrá el Presidente de la República, ya que el es el Jefe Supremo de los Cuerpos Policiales, y a su vez, es quien puede proponer leyes al Congreso y dotar a los agentes policiales de herramientas de trabajo que los hagan útiles para combatir el crimen, además de aumentarles el sueldo.

Por Alejandro Alberto Paulino Vallejo

Regalanos un Like!!!

2 Comentarios

  1. Es que no tienen tiempo. Y ustedes creen que es facil robar? Ustedes creen que hay tiempo para defender a euclides, robarse la luz, viajar con 500 ladrones atras, lavar dinero, traficar droga y tambien quieren que el pld, leonel y sus compañeritos gobiernen en favor del pueblo? Carajo, no e facil, no e facil.

  2. El vandalismo nos aterra. Los robos son cada día más notables a plena luz del día, a vista de todos un haitiano fue atracado y golpeado salvajemente, alguien intento intervenir y fue herido también, quien lo hizo vive en la vecindad conocido por todos, la gente del barrio lo conocen y la policía también, el individuo sigue haciendo de la suyas como si no hubiera autoridad.

    Yo esperaba que quienes tuvieron la oportunidad de hablar en la visita que hizo el presidente a Santiago le explicarían que la situación en la que estamos viviendo es aterradora, que las autoridades al parecer no cuentan con calidad moral para arrestar a los delincuentes, porque en la mayoría de robos y atracos hay involucrado un policía.
    NO ES IMPIDIENDO EL USO DE CELULARES EN LA CARCEL que se resuelve este problema PUES ESO NI ERA NECESARIO MENCIONARLO YA QUE ESO ESTA PROHIBIDO Por ley.

    Esperaba oír a un presidente preocupado, interesado en resolver de una vez y por todas las causas que están provocando tantos crímenes y delincuencia.
    Trabajo en el barrio de Cien Fuegos el cual tiene más de 150 mil habitantes y me pregunto: ¿cuál es la inversión que se hace desde el Estado para mejorar la condición de vida de esta gente? ¿Cuál es el futuro de miles de niños que no cuentan con área de deportes, parques infantiles, escuelas? Por el contrario estamos lleno de bancas de apuesta, billares, colmadones, tragamonedas, video juegos y puntos de droga; están en cada esquina. Yo esperaba que se hablara de sacar eso tipo de negocios de nuestra comunidad de manera seria y decidida.
    Lo que estamos viendo y viviendo sobre el aumento de la delincuencia, con tristeza lo digo, seguirá aumentando si no se invierte en los niños, niñas y adolescentes.
    Ellos siguen creciendo viendo la impunidad, la corrupción, la iniquidad y la depravación desde las altas esfera del poder. Si el gobierno no se sacude y se despega de tantas chinchas, pulgas y garrapatas que se están chupando lo poco que queda del país, no es posible disminuir la delincuencia.

    Pedimos a Dios que tome el control y truene para ver si entra su temor al corazón de los que tienen autoridad para que usen de manera correcto los recursos del estado.
    Síguenos

Participa en el debate, deja un comentario.