Un dominicano dirige buque de la Armada de EE.UU.

2

Por primera vez en la historia de la Armada de los Estados Unidos, un dominicano nacido y criado en La Romana, dirige uno de los buques que desarrollan importantes misiones de cooperación intercontinental designadas por el gobierno norteamericano.

De trato afable y vestido de uniforme caqui, el comandante Roy Love, como le llaman a este dominicano que logró el preciado sueño americano, se muestra dispuesto a contar su interesante historia. Inicia describiendo la tarea fundamental del barco que lleva por nombre USS Boone. “La misión de este despliegue de seis meses (denominado “Mares del Sur”) ha sido la cooperación con los países centroamericanos, sudamericanos y del Caribe”, explica.

La cooperación referida por este capitán de fragata (teniente coronel) está centrada en la lucha contra operaciones criminales, como el tráfico ilícito de drogas y la trata de personas. Tiene sólo 41 años, pero desde el más joven hasta el mayor de una tripulación de más de 200 miembros, lo saludan con el respeto que merece un militar de su investidura.

Ingresó a la Armada de los Estados Unidos en 1988, a los 18 años. Fue designado comandante del Bonne, el 4 de junio de 2010. Su gestión al frente de esta fragata concluye en febrero. Y ya terminada la explicación de las responsabilidades del barco que comanda, la conversación con Love dio un giro de 360 grados. Entonces comienza a hablar de sus orígenes, de su esposa y de su pequeña hija de tres años. “Yo nací en La Romana y, más o menos a los 11 años, nos mudamos a Puerto Rico. De Puerto Rico, a los 13 años, nos mudamos a Estados Unidos, Nueva York”, recuerda. En sus emotivos relatos no oculta el agradecimiento que siente por los conocimientos y formación obtenidos en la “Gran Manzana”.

Tampoco puede esconder el dejo de nostalgia cuando platica de su tierra natal. “Me crié más en Nueva York que en otro sitio, pero en República Dominicana fue donde aprendí todo”, comenta. Su padre, ya fallecido, nació en Boca Chica. Su madre es oriunda de San Pedro de Macorís y vive aún en La Romana. Los vínculos de Love con sus raíces dominicanas son inevitables. No sólo nació y se crió en el país, sino que su esposa, Rosmery Rodríguez, es nativa de Nagua.

“Para mí, es un gran orgullo poder representar la cultura latina de esta forma”, expresa Love. Y razones hay demás para sentirse orgulloso. Es que comanda uno de los cerca de 300 buques que tiene la Armada de los Estados Unidos.


“En la vida todo es aplicarse”

El buque USS Boone y su tripulación se marchan de la República Dominicana esta misma semana hacia los Estados Unidos. Love no quiso irse sin enviarles un mensaje a los dominicanos que residen en ese país y que, como él, buscan consumar sus propósitos de bienestar y desarrollo. “Todo se puede.

Reportaje del periodista Oscar Quezada de El Caribe

Regalanos un Like!!!

2 Comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.