Francia experimenta un tratamiento para prevenir contaminación del sida

0

PARÍS. Científicos franceses están experimentando un tratamiento para prevenir, entre hombres homosexuales seronegativos, una eventual transmisión del virus que causa el sida anunció el miércoles en París el responsable del experimento, Jean-Michel Molina.

El tratamiento médico debe ser tomado antes y después de las relaciones sexuales, explicó el científico, subrayando que “se debe hacer todo para disminuir el número de nuevas contaminaciones por el VIH en las poblaciones más expuestas”.

El primer ensayo de prevención con medicamentos o “profilaxia preexposición” (PrEP) al VIH” para los hombres homosexuales seronegativos residentes en Francia, lanzado por la Agencia Nacional de Investigación sobre el Sida (ANRS), reagrupará 300 voluntarios, indicó.

La mitad recibirá un placebo y el otro un antiretroviral oral, el Truvada, que combina dos productos (Tenofovir + FTC): dos pastillas antes y durante el periodo de actividad sexual (el fin de semana, por ejemplo), y una pastilla después.

El único otro estudio de eficacia de un tratamiento a ser tomado antes y después de las relaciones sexuales, por hombres homosexuales seronegativos (ensayo Iprex), fue realizado principalmente en Sudamérica y Tailandia.

A diferencia de ese primer Iprex, en el experimento francés, el ANRS Ipergay, los medicamentos serán distribuidos “a pedido” del voluntario, para un periodo de actividad sexual, lo que volverá quizá más fácil respetar el tratamiento.

El experimento ANRS Ipergay se desarrollará en tres centros: primero París y Lyon, en el centro de Francia, y después en Montreal, en Canadá.

Si la etapa piloto es un éxito, se lanzará una segunda fase, con 1.900 participantes (incluyendo los 300 primeros).

Pero los medicamentos no remplazan la prevención: se ofrecerán a todos los participantes exámenes frecuentes para detectar infecciones sexualmente transmisibles, así como consejos y preservativos.

Este método que combina varias prevenciones no es utilizado sólo para el VIH, sino también para enfermedades como el paludismo.

Los tratamientos antiretrovirales (ARV) han demostrado desde 1996 su capacidad para reducir la mortalidad y tratar a los seropositivos, aunque no los curan.

Desde 1994, permiten limitar la contaminación de madre a hijo durante el embarazo y el parto. Estos medicamentos son también utilizados como tratamiento de urgencia tras una relación no protegida que presenta riesgos.

Los tratamientos antiretrovirales presentan también interés para parejas en las cuales uno es seropositivo, y el otro no.

Con el experimento Iprex, el riesgo de transmisión disminuyó en promedio un 44% tomando a diario Truvada, pero los resultados fueron mejor cuando el tratamiento era tomado regularmente.

A fines del año pasado, un ensayo clínico que mostró que los medicamentos contra el VIH pueden ser tan efectivos como los condones en la prevención de la transmisión del virus que causa el sida fue declarado el avance científico del año por la revista Science.

La principal noticia científica del año fue un ensayo internacional, denominado HPTN 052, que mostró que las personas que toman medicamentos antirretrovirales reducen el riesgo de transmisión heterosexual a sus parejas en un 96%, señaló Science.

El descubrimiento fue descrito por algunos expertos como un punto de inflexión en la lucha contra el sida, 30 años después de la aparición de la epidemia por primera vez.

AFP

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.