Pelegrín Castillo dice que hay que bloquear celulares en las cárceles

3

Santo Domingo. El diputado Pelegrín Castillo declaró que es evidente que desde las cárceles del país opera el crimen organizado y se dirigen operaciones de narcotráfico con el uso de celulares, por lo que consideró impostergable que la Procuraduría General de la República debe disponer el bloqueo de esos aparatos en los centros carcelarios.

El dirigente de la Fuerza Nacional Progresista (FNP) reconoció que se ha avanzado con el nuevo sistema penitenciario que se viene implementando, pero sostuvo que mientras los presidiarios cuenten con acceso a aparatos móviles desde los recintos donde se encuentran se mantendrán dirigiendo acciones criminales y transacciones de drogas.

Manifestó que el Procurador General de la República, Radhamés Jiménez, tiene que disponer cuanto antes el bloqueo de señales para celulares porque hay que evitar que desde los recintos carcelarios se dirijan acciones delincuenciales.

“Si no controlamos los que están dentro, ¿cómo vamos a controlar los que están fuera?”, preguntó Pelegrín Castillo refiriéndose a los delincuentes que cumplen condenas en las diferentes cárceles al ser entrevistado en el programa Encuentro Extra con Cristhian Jiménez que se trasmite cada domingo de 7 a 8 de la mañana por el canal 9 de Color Visión y de 7 a 8 de la noche por el 45 de Tele-Radio América.

Señaló que los aparatos móviles son la principal herramienta que utilizan los presidiarios que se dedican a dirigir acciones delictivas desde los centros carcelarios, y añadió que esas acciones pueden evitarse con el bloqueo de los mismos.

En el pasado mes de septiembre el presidente Leonel Fernández dispuso la prohibición del uso de celulares en las cárceles, pero los aparatos se han seguido usando.

Regalanos un Like!!!

3 Comentarios

  1. No solo los celulares, hay que bloquearle la linea 1-200 a los teléfonos públicos de las cárceles, el método que mas utilizan los presos para extorsionar y pedir tarjetas es ese, yo mismo fuí testigo de un caso.

    Ellos marcan la linea 1-200 de las empresas, se valen de excusas y convencen a las recepcionistas de que le transfieran la llamada a otro número, que es el de las posibles victimas y ahí comienza el engano.

    Las autoridades no se han preguntado, que ganan con pedir tarjetas si utilizan una para hacer la llamada, pues sencillamente es porque no gastan ninguna.

    Peguero ojalá puedas hacele llegar esta información al Indotel ó la Direccion de prisiones.

Participa en el debate, deja un comentario.