Ya fue entregado el Cadáver pedían mas de 2 millones de pesos en el Hospital

0

El cuerpo del repostero Freddy Mateo Lebrón recibirá esta tarde cristiana sepultura luego que la dirección de la Plaza de la Salud se lo entregara a sus familiares, a quienes les condonó una deuda de RD$2.5 millones.

Los familiares de Mateo Lebrón y el hospital llegaron a un acuerdo, luego que estos últimos accedieron firmar un documento donde reconocen que el consumo de su pariente, en más de cuatro meses que duró ingresado en Cuidados Intensivos tras un accidente de tránsito, fue de 3.5 millones, de los cuales el seguro cubrió un millón.

El hecho fue tema de debate desde ayer, luego que sus familiares se quejaron de que el hospital no entregaba el cuerpo, porque no firmaban un contrato donde ponían en garantía sus muebles e inmuebles.

El contrato fue firmado hoy por Marcos Antonio Walter Agüero, cuñado de la víctima, quien dijo que no se hizo garante de la deuda, y que el hospital le garantizó que someterán al patronato del centro la condonación de la deuda.

El fallecimiento de Mateo Lebrón ocurrió a las 10:00 de la mañana del pasado martes, y la entrega de su cadáver fue autorizada a la 1:00 de la tarde de hoy. Será expuesto por breve tiempo en la funeraria Blandino de la avenida Sabana Larga, en Santo Domingo Este, y sepultado en el cementerio Cristo Salvador.

Los parientes estuvieron acompañados de la abogado Altagracia Jiménez, quien calificó de ilegal la retención del cuerpo.

De su lado, Dashira Martínez, gerente de comunicaciones de la Plaza de la Salud, dijo que en ningún momento se habló de retención del cadáver, y que lo que se exigía era la firma del documento donde reconocían la deuda contraída para fines de auditoría externa e interna.

Aseguro que la deuda total fue condonada, tal y como lo han hecho con otros casos.

Deja cinco hijos en la orfandad
El repostero Mateo Lebrón fue atropellado por un vehículo en marcha cuando se desplazaba en una motocicleta el pasado seis de noviembre, y desde entonces se debatió entre la vida y la muerte, en la unidad de cuidados intensivos de la Plaza de la Salud.

Laboraba en una empresa privada donde por cuatro años consecutivo se ganó el premio como empleado del año. Era quien llevaba el sustento de sus cinco hijos y su esposa, según explica su hermano Radhamés Cuevas.

Dijo que su pariente, de 38 años de edad, era un hombre de trabajo y de familia humilde.

Fuente:ListinDiario.com.do

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.