Pleito entre carteles de drogas provocaron la muerte de abogado

1

Santo Domingo. Una de las hipótesis que manejan los investigadores de la Policía en torno a la muerte a tiros del abogado José Antonio Evangelista Pimentel ocurrida el pasado miércoles en la noche, es la de una disputa entre dos cárteles que operan en la región Este.

El problema consiste en que los oficiales creen que el profesional del derecho servía como abogado de uno de los jefes de los cárteles y que se habría convertido en confidente de las autoridades antidrogas.

Todavía la Policía no ha confirmado si el carro Toyota Camry encontrado quemado en las proximidades de San Pedro de Macorís, es el mismo en el cual escaparon los asesinos de Evangelista Pimentel.

De igual manera, la institución del orden ha manejado el caso con mucho hermetismo, debido a la complejidad del mismo.

Ayer se supo que los oficiales acompañados de fiscales hicieron por lo menos 15 allanamientos en busca de pistas que lo conduzcan a aclarar el crimen.

Todavía las autoridades no han podido detener a nadie con relación al caso, ni siquiera para fines de investigación.

Por otra parte, ayer se realizó el sepelio del abogado Evangelista Pimentel cuyos restos fueron velados en la funeraria Savica de la calle Pasteur de Gascue.

A la funeraria acudieron pocas personas a darle el pésame a la familia y al cementerio muy pocos carros acompañaron el cortejo fúnebre.

“Aquí ha venido muy poca gente, no se que pasa porque me da la impresión de que este hombre tenía muy pocos amigos”, dijo uno que pidió reservas de su nombre.

Los restos fueron sepultados en el cementerio Cristo Redentor alrededor de las 11 de la mañana de ayer y al mismo asistieron algunos familiares y amigos del abogado.

Tampoco la Policía ha dado los resultados de la prueba balística que le practicaron a 28 casquillos que la Policía Científica recolectó en la escena del crimen el día del hecho.

Se dijo que los oficiales trabajan en el caso.

El crimen

Al abogado supuestamente lo llamaron para reunirse con una persona en la plaza APH ubicada en la avenida 27 de Febrero esquina Seminario del ensanche Piantini. Se cree que esta supuesta llamada provino de los supuestos sicarios y fue para tenderle una trampa que lo llevó a perder la vida. Tampoco se ha dicho con qué fines tenía el occiso la cantidad de RD$100 mil.

Fuente: Diariolibre.com

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

Participa en el debate, deja un comentario.