Paginas

apple-logo

EEUU: Luz verde a demanda colectiva contra Apple por libros electrónicos

NUEVA YORK. Una juez estadounidense autorizó este martes una demanda colectiva contra Apple y seis editoriales por fijar el precio de los libros electrónicos, citando “abundantes” evidencias de una conspiración para subir precios y limitar la competencia de este producto.

“Existen suposiciones suficientemente fundadas según las cuales Apple formó parte integrante de esta conspiración y que comprendió bien que el resultado de su participación sería la eliminación de la competencia al por menor, obligando a los consumidores a (…) pagar un poco más caro por los libros digitales”, escribió la juez Denise Cote, del tribunal federal de Nueva York, lo que permite que el caso continúe.

La decisión se produce en respuesta a una solicitud de Apple y las editoriales para desestimar la demanda, presentada el pasado mes de agosto en un tribunal de California (suroeste), contra, además del grupo Apple, los editores HaperCollins, Hachette Book Group, Random House, MacMillan Penguin y Simon & Schuster.

Según la magistrada, el acuerdo es “ilegal en sí mismo porque estaba constituido, en el fondo, para lograr un control horizontal del precio”.

Desde el lanzamiento de sus tabletas iPad en 2010, Apple compite directamente con el lector de libros de Amazon Kindle, así como con su librería y repositorio digital.

Amazon vendía la mayor parte de los libros electrónicos a 9,99 dólares, comprando los títulos en grandes cantidades y permitiendo vender algunos con pérdidas. Apple se puso de acuerdo con un nuevo sistema de precios con los editores, libres de fijar el precio de sus productos, lo que impuso los libros electrónicos se vendieran a 12,99 o hasta 14,99 dólares.

Desde el mes pasado, el gobierno estadounidense está también en conflicto con Apple y los editores MacMillan, filial de la editorial alemana Verlagsgruppe Georg von Holtzbrinck y el grupo Penguin (filial del británico Pearson) por las mismas razones, alza de precios y limitación de la competencia para libros electrónicos.

Las autoridades afirman que estas editoriales acordaron un esquema que forzaba a distribuidores como Amazon a aceptar una nueva política de precios que puso fin a su capacidad para ofrecer descuentos en libros electrónicos.

En el expediente del caso del ministerio de Justicia, nuevos documentos sugieren que el fundador fallecido de Apple, Steve Jobs, solicitó a un editor retirar sus libros de Amazon. “Únete a Apple y veremos si podemos hacer que funcione y crear un verdadero mercado de libros electrónicos a 12,99 y 14,99 dólares”, habría afirmado.

AFP


Más Noticias


No hay comentarios aún.

Deja un comentario

Current ye@r *

Monetizado y optimizado por Tabuga