¿Trabajas con tu ex? Aprende a enfrentar el momento con dignidad

3

No dejes que tus sentimientos se apoderen de ti en la oficina y te hagan pasar vergüenzas delante de tus compañeros de trabajo. Una mujer entrega algunos datos para pasar estoicamente el mal momento.

Mezclar el amor y el trabajo no es recomendable, dicen. Sobre todo si las cosas no funcionan y quedas algo destrozada, pero sin ninguna intensión de que tus colegas te vean llorando o discutiendo con tu, ahora, ex.

Pero terminar con un colega “no tiene por qué convertirse en una teleserie”, asegura Jennifer Winter una autodefinida “veterana”, que por trece años trabajó en servicios financieros y hoy, además de ser aspirante a escritora y empresaria, escribe para The Daily Muse, un espacio dedicado a las mujeres trabajadoras y que colabora constantemente para la revista Forbes y The Huntington Post.

Allí, Winter relató su experiencia teniendo que enfrentar a su ex en la oficina, de lunes a viernes, ocho horas seguidas, y cuidando cada paso para no verse vulnerable ni bajar su rendimiento en el trabajo.A partir de esto, entregó algunos consejos para superar de forma estoica el dolor del corazón, sin pasar una vergüenza laboral.-Tengan un acuerdo “prenupcial”: “Sé que no es un matrimonio, pero el principio es el mismo”, dice Winter.

Con ello, explica que en el caso de que se tenga una relación con un colega, en un mismo sitio laboral, y compartiendo mucho más que la fotocopiadora, es importante tener una conversación en la que se aclare cuáles serán los pasos a seguir en el caso de terminar la relación.

En su caso, Jennifer cuenta que cuando dejo de salir con su compañero de trabajo agradeció el haber previamente acordado evitar verse en cualquier evento (happy hours, asados, etc.) de la oficina, si las cosas no resultaban.”Lo sé, no es romántico, y puede parecer un poco pesimista conversarlo al comienzo de una relación”, dice. Pero invita a evaluar si vale la pena tener este acuerdo, para así evitar escenas embarazosas delante de los colegas o la posterior desesperación por encontrar un nuevo trabajo.-Reordena tus zonas de movimiento: Terminar con un colega y topártelo en la cafetería, camino al baño, en la hora de almuerzo, no ayudará a mantenerte firme ni digna.

Es por esto que Winter propone fijarse dónde y cuándo es más probable encontrarse con el ex y hacer un cambio de hábitos, por lo menos, mientras aún te encuentres insegura. De este modo, si ves que él sale a almorzar a las 14, anda antes o después, y evita el paseo por ese pasillo en el que sabes que lo verás. La idea es evitar un momento de crisis en público.-Pide refuerzos: Ponte en el peor de los escenarios.

Acabas de terminar y tienes una reunión de trabajo, a eso de las 11 de la mañana, en la que seguramente deberás hablar asuntos importantes y de manera coherente.Pero basta que te acerques a la sala de reunión, para ver que solo queda una silla vacía y a su lado, tu ex sentado esperando que comience el asunto.

¿Qué posibilidades hay de que se te trabe la lengua y -quién sabe- quedes hasta afónica de los nervios, pasando no solo una vergüenza ante tus colegas, sino que peor, frente a él? Muchas. Que no te pase. Asegúrate de ir a las reuniones acompañada, ojalá, por dos personas que se puedan sentar perfectamente a un lado y a otro, para mantenerte a salvo.

Fija tu mirada en un objetivo, que no sea tu ex, claro. Y si tienes que hablar, solo depende de ti y de tu valentía.-Imagínate que tu jefe te está mirando: “No sé ustedes, pero cuando sé que los jefes están mirando, me aseguro de tener mi mejor comportamiento”, dice Winter.

De este modo, explica que su táctica para evitar que las emociones se apoderen de ella donde no tienen que salir a flote, es imaginar que constantemente su jefe está mirando cada movimiento que hace.Esto le permitió mantener la compostura y estar digna hasta que pasó la tormenta.

Fuente: El Mercurio (Marketwire)

Regalanos un Like!!!

3 Comentarios

  1. Lo que queria señalar era que sea linea de hit entre primera y segunda (por ejemplo), que no la coje  nadie, ni el que te engaña..  Osea, la indiferencia (que no es lo mismo que ignorar) es mucha fuerza para el que juega contigo en alguna causa o engaño. 

    Si aun no llegaste a entender, te explico de otra perspectiva

Participa en el debate, deja un comentario.