Tiene 3 años, su madre le regala bronceador y maquillaje

2

Al ver a una niña de 3 años maquillada, lo más probable es que pensemos que está jugando con el maquillaje de su madre. Pero no es el caso de Savanna, cuya madre gasta miles de dólares para convertirla en una estrella de la escena.

La dedicación a la belleza empezó para la pequeña ‘barbie’, oriunda de Michigan (EE. UU.), cuando tenía tan solo 10 meses. Por ver a su hija convertida en una estrella, Lauren Jackson, además de maquillarla, empezó a someterla a sesiones de bronceado con spray “para que otras chicas no tuvieran una ventaja injusta”.

La madre asegura que el proceso de bronceado no es dañino para la salud y que además a Savanna le gusta su nuevo color de piel.

Jackson contrata a un maquillador profesional para cada concurso en el que compite su niña para que le aplique labial, delineador de ojos y rímel. En este arduo proceso de transformación se van casi 5000 dólares al mes .

“Para mí los concursos son para divertirse, formar la autoestima y darle a mi niña la mejor oportunidad posible en la vida”, argumenta la madre. “Cuando veo a Savanna en el escenario, el florecimiento de su autoestima, vale la pena cada centavo. Estoy muy orgullosa de mi hija bronceada”, agrega ella.

Según Jackson, a Savanna le encanta participar en concursos, ser el centro de atención y caminar por la pasarela.

“Hay una línea, pero siento que mantengo a Savanna en el lado correcto. Nunca consideraría aplicarle bótox o someterla a una cirugía… ¡ya usa más maquillaje que yo”, explicó Jackson su planteamiento de vida.

Estas palabras recuerdan el caso de una madre estadounidense que inyectaba bótox a su hija de ocho años “para que la niña crezca bella y pueda ganar el concurso de Miss Universo”.

actualidad.rt.com

Regalanos un Like!!!

2 Comentarios

  1. aunque obviamente no me gasto 5mil en maquillaje, pero mi hija tiene 3 años y se maquilla… y no digo que se maquilla a nivel de juego, es que se maquilla y  para su edad lo hace muy bien.

Participa en el debate, deja un comentario.