Denuncian desorden en la Zona Colonial por los bares….

0

“Yo le pido por caridad de Dios que nos dejen vivir, que nos dejen vivir”, rogaba ayer entre llantos Luis Manuel Lebrón, adulto mayor con la desdicha de vivir junto a “Mi Loca”, una discoteca en la Ciudad Colonia que ha sido autorizada a estar abierta “hasta cuando les dé la gana”.

La Pastoral y la Asociación de Juntas de Vecinos de la Ciudad Colonial pidieron a las autoridades la regulación a los bares, colmadones, discotecas y restaurantes en ese sector y que detengan el otorgamiento de permisos sin contar con la anuencia de la vecindad.

La Pastoral de la Ciudad Colonial declaró que las autoridades están entregando permisos a esos comercios de ocio en detrimento de la calidad de vida de los residentes. El padre Nelson Clark, arcipreste de la Pastoral de la Ciudad Colonial denunció que existe un alarmante y descontrolado crecimiento de bares y discotecas a los que se les otorga permisos para trabajar sin contar con la anuencia de los residentes.

“Entre los 60 colmadones y 42 bares, de los bares registrados casi todos tienen extensión de horario, esto es que pueden trabajar de domingo a domingo hasta las 4:00 a.m., a qué hora es que vamos a vivir con los colmadones”, dijo Marcia Frías Calera, representante de la Junta de Vecinos Nicolás de Bari. En tanto que Mercedes Zabeta, de la junta de Vecinos de San Miguel, señala que la policía ha metido preso a las víctimas de asalto junto con los asaltantes, al someterlos por riña y no por atraco.

Drama de pareja

La pareja de esposos, adultos mayores, de Aidé Jiménez de Lebrón y Luis Manuel Lebrón, narraron entre llantos cómo tan pronto llega el fin de semana tienen que abandonar su vivienda en la calle Sánchez No. 255, entre las calles El Conde y Mercedes, debido a la discoteca Mi Loca, que opera en horario extendido.

“Mi esposo ha sufrido tres ataques cardíacos y tiene un marcapasos, nosotros no podemos vivir allí, porque cuando le reclamamos nos encontramos con un hombre con dos puñales en la puerta del local. Cuando nuestro hijo fue a pedir que bajaran el volumen le entraron a golpes”, denunció Jiménez de Lebrón.

Fuente Diariolibre.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.