Consejos para protegerse de la ola de calor

0

Mientras la primera ola de calor importante arropa a EE. UU. continental y toda el área del Caribe, los expertos en calor instan a las personas a tomar medidas especiales de precaución para afrontar las elevadas temperaturas y la humedad agobiante.

Una de las cosas más importantes es beber bastante agua durante el día para evitar la deshidratación, señaló el Dr. Robert Glatter, médico de emergencias del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York.

Las bebidas deportivas que contienen electrolitos como el sodio y el potasio con pequeñas cantidades de glucosa podrían ayudar a combatir la deshidratación, anotó Glatter, pero las bebidas y productos con cafeína y grandes cantidades de azúcar pueden empeorarla.

Dado que los niños y los adultos mayores son particularmente vulnerables a la deshidratación, se deben vigilar con frecuencia, y animarles a beber muchos líquidos, añadió.

Muchos adultos mayores toman fármacos, entre ellos diuréticos y algunos antihipertensivos, que afectan la capacidad del organismo de enfriarse a través del sudor, y las personas que tienen sobrepeso podrían también ser más propensas a la enfermedad por calor debido a su tendencia a retener más calor corporal, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Además de consumir muchos líquidos, intente no estar al aire libre más de lo necesario, añadió Glatter.

“Si es posible, permanezca bajo techo, preferiblemente en un espacio con aire acondicionado”, aconsejó. “Si solo hay un ventilador disponible, vaporizar agua fría podría ayudarle a enfriarse por evaporación”.

Si tiene que pasar tiempo al aire libre, use ropa floja y de colores claros, y un sombrero de ala ancha, para protegerse de los rayos del sol, anotó Glatter.

Los CDC recomiendan un “sistema de compañero” cuando trabaje al calor, para monitorizar la salud de sus compañeros de trabajo y que ellos hagan lo mismo por usted. La enfermedad inducida por el calor puede hacer que una persona se sienta confundida o pierda el sentido, y si ve que esto sucede, debe llamar al 911 de inmediato.

Incluso periodos cortos a temperaturas muy altas pueden provocar problemas graves de salud, así que los CDC recomiendan que escuche los informes de los medios locales o que se ponga en contacto con los departamentos de salud locales para obtener actualizaciones de seguridad. Esforzarse demasiado un día caliente, pasar demasiado tiempo al sol o en un lugar muy caliente puede provocar enfermedades relacionadas con el calor.

Según los CDC, hay varios tipos de enfermedades por calor a los que debe estar atento, tanto por usted mismo como por los demás:

La insolación sucede cuando el cuerpo no puede regular su propia temperatura. Se pierde la capacidad de sudar, y el cuerpo no es capaz de enfriarse. La temperatura corporal puede subir a 41 Cº (106 Fº) o más en apenas diez a quince minutos. La insolación puede provocar la muerte o discapacidad permanente si no se administra tratamiento de emergencia. Algunos de los síntomas incluyen piel enrojecida, caliente y seca, un pulso rápido y fuerte, un dolor de cabeza palpitante, mareo, náuseas y confusión. Cuando estos síntomas ocurren, la víctima debe ser enfriada rápidamente usando cualquier método que esté disponible, lo que incluye poner a la persona en una bañera de agua fría o darle una dicha fría, mojarla con una manguera o arroparla en una sábana fría. No le dé líquidos a la persona, y obtenga atención médica lo antes posible.

El agotamiento por calor es una forma más leve de la enfermedad por calor que puede desarrollarse tras varios días de exposición a temperaturas altas y falta de líquidos. Las personas más vulnerables al agotamiento por calor son las mayores, las que sufren de hipertensión y las que trabajan o hacen ejercicio en el calor. Los síntomas incluyen sudoración excesiva, palidez, calambres musculares, fatiga, mareo, dolor de cabeza, náuseas, vómitos y desmayos. La piel podría estar fresca y húmeda, y el pulso rápido y débil, mientras que la respiración podría ser rápida y superficial. Ayude a la víctima a enfriarse, y busque atención médica si los síntomas empeoran o duran más de una hora.

Los calambres por calor por lo general suceden cuando uno suda mucho durante una actividad agotadora. El nivel bajo de sal en los músculos podría ser la causa de los calambres por calor. Los calambres por calor también pueden ser un síntoma del agotamiento por calor. Los síntomas incluyen dolores o espasmos musculares, por lo general en el estómago, los brazos o las piernas. Debe detener toda actividad de inmediato y sentarse en un lugar fresco. Beba líquidos claros o bebidas deportivas, y no vuelva a la actividad agotadora durante unas cuantas horas. Si los calambres no se detienen en un plazo de una hora, busque atención médica.

Fuente Holadoctor.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.