La dieta de los 17 días

0

Perder peso, incrementar el metabolismo, purificar el organismo, vivir relajada y mantener el peso perdido… ¿No es lo que todas deseamos? La dieta de los 17 días promete lograr estos objetivos; estés buscando perder cinco kilos o 50, éste plan te ayudará a deshacerte de los kilos no deseados, evitando el temido estancamiento en la pérdida de peso y acelerando el metabolismo.

El autor del libro 17 Day Diet, el médico de familia Michael Moreno, implementó un nuevo concepto; la “confusión calórica”, estrategia que consiste en ciclos de 17 días y que se basa en el concepto de “juegos calóricos”, que permiten al cuerpo quemar más grasa al variar el número y la naturaleza de las calorías consumidas. Esta dieta ayuda a perder la grasa abdominal, la menos saludable del cuerpo, y promueve una alimentación limpia, carente de azucares, comidas procesadas, refinadas y fritas.

Cómo funciona

Este nuevo régimen tiene tres ciclos, cada uno de 17 días, y una fase de mantenimiento. The 17 Day Diet “purifica” la alimentación en la primera fase, diseñada para mejorar la salud digestiva y eliminar el azúcar en el organismo, evitando el almacenamiento de grasa. La segunda etapa se basa en la “confusión calórica”, la que eleva el metabolismo y estimula al organismo a quemar grasa, evitando estancamientos. La tercera etapa reintroduce alimentos saludables en pociones adecuadas.

En esta etapa la pérdida de peso es menor. Asumiendo que en la tercera etapa se alcanzó el peso deseado, se progresa al cuarto ciclo: la etapa de mantenimiento. Sin embargo, si no se perdió el peso deseado, se vuelve a realizar el segundo ciclo hasta perder esos kilos caprichosos.

El plan incluye ejercicio, al menos 17 minutos al día durante los dos primeros ciclos, en lo que Moreno recomienda caminar, pues el consumo de calorías es muy bajo. No obstante, en el tercer y cuarto ciclo aumenta la intensidad de la actividad física, de 150 a 300 minutos por semana.

Acelera

Esta etapa se trata de una perdida de peso inicial inmediata e incluye restricciones en el consumo de carbohidratos (te sentirás súper incentivada). En este ciclo consumirás 1.200 calorías diarias, estrategia que promete perder de cinco a ocho kilos en los 17 días, peso que es mayormente líquido.

“Esta fase purifica, hidrata y elimina los carbohidratos no saludables, mejorando tus hábitos alimenticios y estimulando tu metabolismo”, explica Moreno.

En este ciclo se permite una cantidad ilimitada de vegetales no feculentos y proteínas magras, (incluyendo dos huevos al día, sólo si tu nivel de colesterol es regular) porciones limitadas de frutas y grasa saludable. A continuación un ejemplo de la dieta en el Ciclo 1:

• Consumo ilimitado de proteína magra (pechuga de pollo, carne magra, clara de huevo, pechuga de pavo, etc.)
• Consumo ilimitado de vegetales frescos.
• 2 frutas bajas en azúcar (bayas, frutillas, moras, frambuesas, melón, papaya, sandia, pera, manzana)
• 2 probióticos (yogurt bajo en grasa)
• 1 a 2 cucharas de grasas saludables (aceite de oliva o linaza)
• Té verde y mucha agua.

Activa

Resetea tu organismo a través de un juego de calorías. En este ciclo se incrementan las calorías diarias. Esta fase es similar a la primera pero debes reducir la grasa saludable a una porción (en lugar de dos) y aumentar dos porciones de carbohidratos saludables. El plan del ciclo dos debe ser intercalado con el plan del primer ciclo.

Esta estrategia incrementa tu metabolismo, evita el aburrimiento y estimula al organismo a quemar grasa. Puedes llegar a perder de dos a tres kilos. Los almidones saludables, como legumbres, arroz integral, trigo, calabaza y camote, son algunos de los carbohidratos que puedes consumir.

Anteponer

En este ciclo empieza el periodo de estabilización, en el que puedes llegar a perder alrededor de un kilo. Re-introduce una lista de alimentos permitidos con el fin de sembrar buenos hábitos alimenticios para el resto de tu vida. La lista de alimentos se expande e incluye una mayor variedad de frutas, proteínas, grasas y carbohidratos.

El plan alimenticio es básicamente el mismo que el del ciclo dos, con la excepción que las porciones de proteína son restringidas (una poción equivale al tamaño de una esponja) y puedes tomar una bebida alcohólica al día y snacks de 100 calorías.

Alcanzar

Esta fase se refiere a alcanzar tus metas y mantenerte apegada a ellas siguiendo el régimen de uno de los ciclos anteriores, y cuando llegue el fin de semana, relájate y date tus gustitos; hasta tres comidas favoritas y dos bebidas alcohólicas durante el fin de semana. Moreno sugiere que la variación de su plan evita el aburrimiento y la monotonía, además que mantiene al organismo “a la expectativa” de qué vendrá después.

En este ciclo se asume que llegaste al peso deseado. Si lo hiciste y perdiste el peso deseado en 51 días, esta fase tiene el objetivo de mantenerte.

Moreno aconseja pesarse semanalmente y si la agujita de la balanza sube, vuelvas al plan alimenticio del ciclo dos hasta que llegues al peso deseado nuevamente.

Puntos finales

A través del plan de los 17 días, el experto alienta a las personas a controlar sus porciones, tomar un desayuno sano, comer mucha ensalada, escuchar al cuerpo, tomar mucha agua y comer lentamente. Asimismo, Moreno aconseja evitar frutas después de las dos de la tarde, pues “será más difícil quemar estas calorías, la que puede terminar almacenada como grasa”.

Los expertos nutricionistas concuerdan que el mensaje general de esta dieta, una “alimentación limpia”, evitando los carbohidratos refinados, comiendo alimentos saludables, limitando la ingesta de azúcar y alcohol, haciendo ejercicio regularmente y disfrutando alimentos puros y naturales, es una base sólida que llevará al pérdida y control de peso a largo plazo.

Sin embargo, también aconsejan no eliminar los lácteos bajos en grasa (como el yogurt, los lácteos o los quesos desnatados) y tomar una multivitamina diaria.

Fuente: lostiempos.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.