Conoce la carcel con la que todo convicto sueña, a donde eres libre

1

Al sur del país escandinavo, en una isla se ubica esta prisión que lejos de constituir un sistema penitenciario tradicional tiene como objetivo conectar a los convictos con animales y naturaleza. La reincidencia en el delito es lo que hay que evitar y con castigo no se consiguen grandes resultados, advierten las autoridades de la institución.

Los prisioneros están en playas, pescan en lugares ideales, cuentan con sauna y canchas de tenis. Se trata de una cárcel que alberga a 115 convictos hombres que cumplen condenas por homicidio, violación, tráfico de heroína entre otros delitos. Sin embargo, esta prisión, ubicada en una isla al sur de Noruega, lejos de ser una cárcel tradicional constituye un sistema penitenciario muy flexible y con exitosos resultados, según indican las autoridades de la institución.

La prisión Bastoy se fundó en 1982 y está ubicada en una isla de una milla cuadrada cubierta de pinos y rodeada de costas rocosas, con vistas al océano dignas de una postal. Parece más un centro de vacaciones que una cárcel y los prisioneros gozan de libertades, impensables en cualquier otro lugar.

En tanto el objetivo de cumplir una condena en una cárcel es que el preso transforme sus conductas negativas y logre reinsertarse en la sociedad, parece que este tipo de sistema consigue admirables resultados.

Las cifras que manejan dentro de la institución son elocuentes en este sentido. Un 20% de los prisioneros condenados a las prisiones de Noruega reincidieron en sus delitos a menos de dos años de haber sido liberados, según un reporte 2010 ordenado por los gobiernos de distintos países nórdicos. En Bastoy, esa cifra es más baja aún, dicen los funcionarios: aproximadamente un 16%, segun lo publicado en el diario digital mdzol.com

“¿Qué hay de malo si hemos creado un campamento para delincuentes?”, pregunta Arne Kvernvik Nilsen, gobernador de la prisión y psicólogo. “Deberíamos tratar de reducir el riesgo de reincidencia, porque si no, ¿qué sentido tiene el castigo, excepto favorecer el lado más primitivo del ser humano?

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

  1. Eso no es una cárcel ni mucho menos, eso es un resort.
    Aquí instalan una vaina así, y hasta yo le doy aunque sea una “pedrá” a la putrefacción con patas Leonel Fernández, a ver si se muere y me llevan a ese resort.

Participa en el debate, deja un comentario.