Las ocho formas de prevenir el cáncer de mama

0

La detección precoz y algunos cambios simples en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir esta neoplasia, publimetro.pe te tae algunos consejos.

Examínate
Visita a tu doctor regularmente a partir de los 20 años para revisar tus senos. El examen clínico hecho por un médico permite buscar alguna anormalidad que pueda significar un cáncer de mama. Durante el examen, el médico palpará tus senos en busca de cualquier anomalía en la piel, falta de simetría en la forma en que cuelgan los pechos o algún tipo de inflamación.

Conoce tu cuerpo
Examina tus mamas regularmente y reporta cualquier cambio a tu médico. El autoexamen es importante, pues permite detectar anomalías en la arquitectura del seno. Se recomienda hacerlo cada mes, unos días después de menstruar, ya que las mamas están menos tensas e hinchadas. Se debe estar alerta si aparece un bulto, si hay secreción que no sea leche materna o si hay cambios en la piel y el pezón.

Conserva un peso saludable
El peso extra significa un riesgo extra. Hazte amiga de las frutas y los vegetales. Su fibra, antioxidantes y otros nutrientes pueden ayudar a reducir el riesgo de contraer este mal. Por el contrario, la comida chatarra puede aumentar el riesgo. Los estudios señalan que las comidas fritas liberan grandes cantidades de un compuesto llamado nitrito, el cual tiene una asociación directa con el origen del cáncer, incluyendo el de mama.

Ejercítate seguido
Para reducir el riesgo de cáncer de mama, la Sociedad Americana del Cáncer recomienda de 45 a 60 minutos de intensa actividad física 5 o más días a la semana. El efecto es mayor cuanto a menor edad comience a practicarse.

Hazte una mamografía
Es considerada una de las mejores técnicas para detectar cáncer de mama en sus primeras fases. Debe empezar a hacerse a los 40 años de edad (una vez cada año) o antes si eres de alto riesgo. Algunos estudios demuestran que la mamografía puede reducir el número de mujeres que mueren por cáncer de mama hasta en un 35%.

Reduce el alcohol y el tabaco
El alcohol y el tabaco son claros factores de riesgo para esta neoplasia. Un reciente estudio publicado en Archives of Internal Medicine revela que fumar antes de la menopausia y antes de dar a luz al primer hijo incrementa el riesgo de este mal. Por ello, los especialistas recomiendan limitar su consumo (o dejarlo en el caso del cigarro) y llevar una vida más sana.

El embarazo ayuda
El embarazo ocasiona muchos cambios hormonales. Debido a esto, puede que las mujeres que tengan varios embarazos en su juventud presenten un riesgo ligeramente menor de cáncer. Por el contrario, las mujeres que no tienen hijos o tienen su primer embarazo después de los 30 años, tienen un riesgo ligeramente mayor.

Lactancia materna
Algunos estudios sugieren que la lactancia puede reducir ligeramente el riesgo de desarrollar cáncer de mama. Esto es más probable si la lactancia se lleva a cabo de uno y medio a dos años, o si la madre ha amamantado a varios bebes. La razón pudiera ser que tanto el embarazo como la lactancia reducen el número total de ciclos menstruales, pero aún se necesitan más estudios que confirmen tal relación.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.