¿Por qué no bajo de peso?

0

A pesar de que tener un estilo de vida saludable nos ayuda a todos a perder peso, para algunos de nosotros perder esos kilos de más podría ser un poco más difícil que para otros. Así que si piensas que estás haciendo todo bien -comer bien, hacer ejercicios- pero aun así no ves los resultados que deseas, entonces puede que exista una razón específica.

Tu cuerpo puede ser lo que conoce como “resistente a la insulina”.

Pero tengo buenas noticias: una vez que entiendas lo que significa la resistencia a la insulina y cómo afecta a tu cuerpo, podrás realizar algunos ajustes… y hacer que esos kilos comiencen a desaparecer.

Así que hablemos. ¿Qué es la resistencia a la insulina?

De acuerdo a voces.huffingtonpost.com, para entender eso, primero tenemos que hablar de la insulina. La insulina es una hormona que remueve el azúcar y glucosa de nuestra sangre, y la transporta a nuestras células. Básicamente, es lo que le permite a la comida que ingerimos (especialmente a los carbohidratos) que se convierta en energía para nuestro uso. ¡Esto es de gran importancia!

Pero el problema es, cuando eres resistente a la insulina, que tu cuerpo no responde bien a la insulina que se libera. Así que para producir energía, tiene que liberar más y más insulina para desempeñar el mismo trabajo que una persona saludable.

Como tu cuerpo no puede utilizar la insulina que produce de manera apropiada, tus niveles de azúcar en la sangre y los niveles de insulina se mantienen elevados. Esto causa muchos problemas. El nivel elevado crónico de insulina se vincula con la diabetes, presión alta, enfermedades del corazón y otras condiciones bastante peligrosas.

Además, te mantiene alejado de obtener el cuerpo de tus sueños. La insulina es una hormona que almacena la grasa, así que cuando tienes mucha insulina en el cuerpo, se hace más difícil perder peso.

Para ver resultados, tienes que mejorar la habilidad de tu cuerpo para utilizar la insulina. Aquí tienes 4 pasos que puedes tomar en consideración para ayudarte:

1- Realiza actividad física a diario. Esto es muy importante para todas las personas que quieren perder peso, pero específicamente para aquellos que son resistentes a la insulina. El ejercicio hace que las células de tus músculos sean sensibles a la insulina, lo que significa que tu cuerpo no tendrá que producirla en grandes cantidades. También, el ejercicio ayuda a quemar calorías… y a medida que vas perdiendo peso, verás cómo tu habilidad de manipular la insulina mejora naturalmente.

2- Reduce la ingesta de carbohidratos simples. Si eres resistente a la insulina, eso quiere decir que no toleras bien los carbohidratos, ¡así que si los comes mucho harás que tu problema empeore! Evita todos los carbohidratos simples como el arroz blanco, pan, harina, etc. Asegúrate de que la mayoría de tu ingesta de carbohidratos sean de los vegetales… y ocasionalmente de una rica fruta.

3- ¡Come fibra! La fibra se une con la comida que consumes y baja el nivel de absorción, lo que significa que la insulina no te subirá tanto.

4- Llena tu comida de sabor con la canela. Esta rica especia ha demostrado que mejora la sensibilidad a la insulina y ayuda a perder peso. Así que no sientas culpa de experimentar con ella, espolvorea canela en tus comidas, sabiendo que te ayudará a acercarte más a tu meta.

Al realizar estos simples cambios a tu rutina para perder peso, tendrás mas energía y verás como esos kilos ¡comienzan a desaparecer!

Por Ingrid Macher – Entrenadora de salud holística, entrenadora de fitness y motivadora.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.