Orquideas Género: Vanda y su cultivo

0

Cultivo de VandaLa mayoría de las Vanda se desarrollan en climas muy húmedos y con bastante sol, con flores muy coloridas. Por ser originarias de Asia tropical, crecen muy fácilmente cuando se obtiene mucha humedad, donde hay inviernos fuertes hay que protegerlas del frío.

Las Vanda son comúnmente hibridisadas con el género Ascocentrum formando el tipoascocenda

Luz: La luz es crucial para la floración, hay tres tipos de Vandas, las de hoja ancha, las terete y las semi-terete, estas últimas son híbridos entre una terete y una de hoja ancha, entre las especies de Vanda de hoja ancha están la couruela, dearei, luzonica, merrillii, tricolor y sanderiana, las de hoja terete tienen las hojas en forma cilíndrica como un lapiz. Las de tipo terete necesitan sol directo. Las hojas deben ser de un verde medio, las hojas verde claro indican exceso de luz y las verde oscuro que falta luz, las semi-terete soportan bien el sol, las de hoja ancha necesitan luz fuerte pero no sol durante todo el día, para regiones donde el invierno es muy fuerte es mejor tener ascocendas.

Temperatura: Para las Vanda debe ser cálida, lo mejor es que durante el día la temperatura no baje de 16ºC y en la noche que no baje de 13ºC. Pueden soportar temperaturas frías por un corto tiempo. El calor favorece el crecimiento y es esencial para una buena floración.

Riego: Se debe regar copiosamente cuando las plantas están creciendo, pero las raíces deben secarse rápido, la mayoría se venden en canastas de madera donde tienen muy buena aireación, cuando el clima es caluroso y soleado hay que regarlas a diario. Durante todo el día necesitan humedad por encima de 50%.

Abono: Abonar con un fertilizante químico balanceado como el 20-20-20 una vez a la semana, es bueno usar 10-30-20 o similar cada tercera aplicación para promover las floraciones. Para saber la dosis vea el tema “Fertilización de orquídeas”.

Resiembra: Si están sembradas en canastas no necesitan resembrarse a menos que la canasta se pudra y se rompa, en este caso lo mejor es mojar las raíces y soltar cuidadosamente las que están pegadas. Después se ponen en una canasta nueva fijando la planta a la canasta con un palo a modo de tutor.

fuente: Orquideass.wordpress.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.