El número 7 en la vida de Jenni Rivera

0

La imagen de los hermanos de la fallecida cantante Jenni Rivera, colocando una cruz en caoba en el lugar donde ocurrió el accidente de aviación que le costó la vida a la llamada Diva de la Banda, ha conmovido a más de uno mientras las interrogantes de sus seguidores giran en torno a qué motivó al fatal acontecimiento.

jenny rivera

La artista, de 43 años de edad, nacida en Long Beach California, pasó por cientos de dificultades para alcanzar la fama que encontró su clímax justo cuando la sorprendió la muerte ese fatídico 9 de diciembre cuando su avión se estrelló en Monterrey, México.

Imágenes de fanáticos con rostros bañados en lágrimas se han sucedido desde entonces en los principales programas de entretenimiento y noticieros de la televisión internacional, muchos de los cuales hablan de los conflictos que tuvo que enfrentar Dolores Janney Rivera Saavedra, su nombre de pila, tanto en lo personal como en lo profesional.

De los datos surgidos en medio de tanto dolor se dio a conocer que la cantante entregó una carta póstuma a su hermana Rosy, que escribió hace aproximadamente un mes, y en la que indica sus últimos deseos, confirmó Pedro Rivera, hermano mayor de la artista y portavoz de la familia.

“Cuando muere una dama”, tema biográfico en el que la cantante expone sus deseos para cuando llegara el momento de su muerte, junto a la mencionada carta, continúa sumando un toque de misterio y tragedia a su entorno.

El número 7 en su vida

Un dato curioso y al que hemos dado seguimiento desde la desaparición física de Jenni Rivera es la influencia del número 7 en su vida.

La Diva de la Banda presentó su último concierto el sábado, día 7 del calendario, donde lloró más de lo normal, ante 17 mil personas, en un escenario con forma de cruz, usado por primera vez en un concierto de la cantante.

Nacida en julio (mes séptimo) del año 1969, al momento de su muerte la cantante contaba con 43 años (4+3=7), la misma edad que tenía el avión Learjet 25 (2+5=7), donde, además de ella fallecieron sus seis acompañantes (7).

Según las autoridades de aviación civil de México el jet en el que viajaba la cantante que dejó en la orfandad cinco hijos y dos nietos (7) y que tenía una banda integrada por 16 (1+6=7) músicos, estaba supuesto a llegar a su destino a las 4:30 (7).

En la numerología, una de las “ciencias” metafísicas menos conocida o entendida, el 7 es el número de Jenni Rivera, tomando en cuenta su fecha de nacimiento y su primer nombre, Dolores. Para obtener este número se suma día, mes y año, cuando se obtiene un número superior al 9 se simplifica nuevamente hasta obtener un número de un dígito entre el 1 y el 9.

Ella nació el 2 de julio de 1969 (2+7+1+9+6+9= 34) el número se divide en dos dígitos (3+4=7).

Último twitter

Urgando en la cuenta de twitter de la cantante nos encontramos con varios retuit y el último que escribió reza así: “Que raro. Siempre sube fotos a twitter y instagram cuando anda de fiesta con sus amigos. Gracias a Dios que esta bien. RT @EspectaculosMX: Hija de Jenni Rivera al manicomio por depresión http://t.co/LT0th9YI”. Escrito por Jenni el día…7.

Los años claves de la Diva de la Banda

Según la numerología existen varias maneras de saber cuáles serán los años evolutivos de mayor crecimiento o más importantes en la vida de las personas.

Algunos de estos métodos se basan en el año de nacimiento, otros en la cantidad de letras del nombre, donde se estudia el tránsito de las letras por los ciclos de vida de un ser humano.

Al tomar el año de nacimiento de la persona se suma al último dígito su igual. En el caso de Jenni Rivera (1969) se sumó a su año de nacimiento el dígito 9, lo que arrojó como resultado 1978, 1986, 1992, 1994, 1998, 2006 y 2012, como años de sucesos importantes en su vida, tanto positivos como negativos que la ayudaron a crecer o evolucionar, marcando momentos claves.

En 1992, cansada de los abusos y las prohibiciones que le imponía José Trinidad Marín, de quien salió embarazada a los 15 años de edad, provocando un distanciamiento de sus padres, se divorcia.

A los 16 años tuvo a su primera hija, Janney “Chiquis” Marín. Luego de dos hijos más (Jacqueline, 1989 y Trinidad Angelo, 1991). Ese mismo año Jenni empezó a trabajar en “Cintas Acuario”, la disquera de su padre. En el interín conoce a Juan López, de quien se divorcia en 1994 por motivos de infidelidad, y como madre soltera volvió al trabajo de venta de inmuebles alrededor del Area metropolitana de Los Angeles para mantener a sus cuatro hijos, con los que frecuentemente iba a tomar terapia psicológica para superar el trauma que le ocasionó lo sufrido con Trinidad y el fracaso matrimonial con Juan.

En el 2006 el álbum “Parrandera, rebelde y atrevida”, que le permitió dar a conocerse por completo en México, logró mantenerse 59 semanas no consecutivas en el Top Latin Albums y fue certificado como disco de oro en Estados Unidos, marcando el éxito más importante de su carrera hasta entonces.

Más adelante, para sorpresa de muchos, Rivera aprovecha una rueda de prensa para pedir ayuda a los medios de comunicación para lograr la captura de su ex-pareja José Trinidad Marín, prófugo por sus crímenes de abuso sexual contra una hermana de la artista y sus dos hijas. El pasado 1 de octubre de este año Jenni interpuso una demanda de divorcio en contra de su aún esposo Esteban Loaiza por situaciones irreconciliables entre ambas partes, sorprendiendo a todos ya que la pareja siempre se mostró unida y feliz desde el instante en que se conocieron.

Aunque ella nunca habló de los motivos, algunas publicaciones dieron cuenta de que la razón del divorcio es que ella vio, a través de las cámaras de seguridad de su casa, a Loaiza robándole dinero de la caja fuerte y, además, lo vio muy sospechoso saliendo de una habitación en compañía de su hija Janney Marín (Chiquis). En diciembre del 2012, Jenni Rivera, La Diva de la Banda, fallece en un accidente de aviación.

Escrito por José Antonio Aybar publicado en el Nacional y su blog Testigouno.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.