El dominicano que podría convertirse en secretario de Trabajo de Estados Unidos

3

Tomás Pérez

NUEVA YORK.- El presidente Barack Obama nominó al abogado  de origen  dominicano Tomás Pérez para el importante cargo de secretario de Trabajo de los Estados Unidos. Pérez, es actualmente el encargado de la División de Derechos Civiles del Departamento de Justicia desde el 2009.

El jurista dominicano podría enfrentar la oposición de algunos senadores republicanos en el Senado, debido a las críticas que le han hecho por sonados casos de impugnaciones a legislaciones estatales contra los inmigrantes como en Arizona y la discriminación a votantes de minorías en Texas y Carolina del Sur.

Pérez, de 51 años, fue el primer latino en ser nombrado secretario de Trabajo en el estado de Maryland y se espera que reciba el apoyo de organizaciones comunitarias liberales y poderosos sindicatos del país que desean verse representados en el importante ministerio federal.

Su selección oficial podría definirse este lunes 11 de marzo, aunque no se ha hecho el anuncio oficial en la Casa Blanca.

Matt Lehrich, portavoz del gobierno rehusó comentar respecto a la nominación de Pérez. De confirmarse finalmente su nombramiento en el Senado, Pérez sustituirá a la mexico americana Hilda Solís, quien renunció a la posición en enero de este año para volver a prácticas privadas en California.

El abogado dominicano fue el primer latino electo para el Consejo Municipal en Maryland donde ejerció entre el 2002 y el 2006. 

Destaca Diario Libre que Pérez fue confirmado sin obstáculos por el Senado cuando Obama lo propuso para dirigir la División de Derechos Civiles en el Departamento de Justicia, pero enfrentó severas críticas de los republicanos por su papel en persuadir a la alcaldía de la ciudad de Saint Paul en Minnesota para que retirara una demanda sometida a la Corte Suprema a cambio de que el Departamento de Justicia se abstuviera de abrir dos juicios contra esa ciudad y en los que se pudo haber ordenado al gobierno de Washington pagar millones de dólares por daños y perjuicios.

Regalanos un Like!!!

3 Comentarios

  1. En la medida en que seamos capaces de identificar la literatura dentro de la fábula seremos capaces de entender que: orgullo y satisfacción son formas de alegría, pero que la ecuación no se puede despejar en términos de la alegría sin agregar la constante “propia” del lado derecho. De la misma manera seremos capaces de rebatir una idea con otra idea propia, sin necesidad de citar algo expuesto por un tercero.

  2. UUFFFFF!!!!! cuantos complejos!!!!!
    a eso llamo YO resentimiento social y como decia Yaqui Nuñez resentido el triunfo ajeno, dice la Biblia que nos alegremos de las bendiciones que Dios da al projimo.

  3. Es vergonzoso como nosotros hacemos tanto esfuerzo para reflejar los logros de los demás por el simple hecho de ser esa persona de nuestra misma nacionalidad. Nos hacemos eco de los éxitos ajenos y decimos sentirnos orgullosos como si hubiésemos tenido algo que ver con eso (deberíamos acudir al mataburros de cuando en vez a verificar la definición real de ciertas palabras). Somos tan mediocres que tenemos que recurrir a, y magnificar los logros de algunos supuestos compatriotas para poder sentir alguna satisfacción ya que nosotros por sí mismos no podemos lograrlo.
    En mi opinión, considero incorrecto llamar a este señor dominicano, independientemente de lo diga nuestra constitución (de la misma manera en que nos rehusamos a llamar dominicanos a los de ascendencia haitiana nacidos en la República Dominicana -que también esta en la constitución), ya que este individuo aunque presumiblemente de padres dominicanos nació en los Estados Unidos de América. Porque no se les llama Escoceses, Alemanes, Franceses e irlandeses a todos los hijos de quienes iniciaron la formación de Nueva Inglaterra en el siglo XVII? Por la sencilla razón de que no lo son.
    De seguro este señor no sabe quién fue Tatico Henríquez.

Participa en el debate, deja un comentario.