Proyectos de leyes pretenden reordenar el transporte del país

0

Los tapones en las principales vías de las ciudades dominicanas podrían resolverse próximamente a través de una nueva Ley de Tránsito y otros proyectos que pretenden reordenar el transporte del país.

tapon

Los embotellamientos comienzan desde aproximadamente las 7:30 AM, cuando los dominicanos se dirigen hacia sus puestos de trabajo, y se recrudecen a partir de las 5:30 PM cuando salen de su horario laboral.

Aunque el taponamiento es un mal que también afecta a otros países de Latinoamérica, la situación en las principales ciudades de República Dominicana es catalogada de insoportable por el taxista Antonio Lara.

De su lado, el arquitecto Kalil Michel explica que el caos del transporte público en el país se debe a la falta de organización por parte del Estado, pues los carros del concho surgieron a fines de la década del cuarenta, del pasado siglo XX, ante la necesidad de los ciudadanos de trasladarse a las zonas de mayor comercio.

En tanto que el arquitecto y urbanista Erick Dorrejo asegura que también se han realizado construcciones, como los elevados, que fuera de mejorar los taponamientos los empeoran porque obligan a los conductores que se dirigen hacia otras provincias a entrar en la capital.

Pero un proyecto de ley, que busca reformar la Ley General de Tránsito Terrestre, fue propuesto por el diputado peledeísta Rafael Tobías Crespo en el 2011 y actualmente cursa en el Congreso Nacional, informa noticiassin.com

Además, de ser aprobada esta pieza legislativa gradualmente haría desaparecer a los tradicionales conchos por un sistema de buses rápidos.

La mayoría de los entrevistados coincidieron en que se deben eliminar poco a poco los carros del concho, pero otros plantean nuevas soluciones.

En la continuidad de este trabajo especial se darán a conocer las opiniones de algunos los sindicalistas de ese sector, y otras propuestas para reorganizar el transporte público.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.