Falso Rockefeller es hallado culpable de asesinato en Estados Unidos

1

Christian Gerhartsreiter

 

Un francés que durante más de una década se hizo pasar por un miembro de la familia Rockefeller, tras supuestamente haber matado a su arrendador en California, fue hallado culpable de asesinato en primer grado este miércoles en un tribunal de Los Ángeles.

Christian Gerhartsreiter, de 52 años, fue hallado culpable de la muerte de John Sohus, quien desapareció en 1985 y cuyos restos fueron encontrados nueve años después en el jardín de su casa en un barrio adinerado de Los Ángeles.

Gerhartsreiter, quien también se ha hecho pasar por noble inglés y productor de Hollywood, enfrenta una sentencia de hasta 26 años de prisión.

El juez George G. Lomeli anunciará su sentencia el 26 de junio, luego de que el jurado declarara al acusado culpable de asesinato en primer grado con premeditación y alevosía, usando un objeto punzante como arma mortal para asesinar a Sohus por razones que se desconocen.

Cuando John y Linda Sohus desaparecieron en febrero de 1985, Gerhartsreiter vivía en una casa alquilada propiedad de la madre de Sohus. La fiscalía cree que el alemán también mató a Linda, pero sólo lo imputó por un asesinato.

Tras la desaparición de los Sohus, el alemán se convirtió en Clark Rockefeller, un supuesto miembro del rico clan Rockefeller. Con esa identidad se casó con Sandra Boss, una exitosa empresaria a quien le contó que había nacido en Nueva York y estudiado en Yale y a la que engañó durante 12 años.

“Es culpable de asesinato y se salió con la suya durante 28 años”, dijo el fiscal Habib Balian en su alegato final.

La defensa quiso convencer al jurado de que la misteriosamente desaparecida esposa de Sohus, Linda, podría ser la asesina, porque estaba cansada de vivir con su suegra, quien sería una “alcohólica, viciosa y controladora”. “Es mucho más probable que (…) ella haya matado a su esposo en lugar del acusado, que no tenía ningún motivo”, dijo el abogado Jeffrey Denner.

Pero el fiscal argumentó que la ausencia de motivo no significa que Gerhartsreiter sea inocente: “Él quería que John muriera, por la razón que sea”.

El impostor había sido sentenciado a cinco años de prisión en 2009 por secuestrar a su hija de siete años, en un juicio que eventualmente condujo a los investigadores de Los Ángeles a descubrir las múltiples identidades de Gerhartsreiter y atar los cabos del caso del asesinato de Sohus.

La estrafalaria vida de Gerhartsreiter es narrada en la película “Who is Clark Rockefeller?” (¿Quién es Clark Rockefeller?), producida por Sony Pictures. Su sarta de mentiras e identidades múltiples también inspiraron una novela de 2013 de la escritora estadounidense Amity Gaige, “Schroder: A Novel”.

Una investigación del periodista Mark Seal, titulada “The Man in the Rockefeller Suit” (El hombre en el traje de Rockefeller, 2011), es la base de una película cuya producción está aún en sus primeros pasos. El brasileño Walter Salles ha sido apuntado como su posible director, según la página especializada de cine IMDB.

Nacido en Bergen, Alemania, en 1961, Gerhartsreiter llegó a Estados Unidos en 1978 y cambió su nombre por el de Christopher Chichester, fingiendo ser un productor de Hollywood y también un rico barón británico proveniente de Sudáfrica. Con ese nombre vivía en Los Ángeles en febrero de 1985, cuando Sohus y su esposa Linda fueron vistos por última vez.

El cuerpo de Sohus fue descubierto descuartizado en 1994 cuando los nuevos dueños cavaban el terreno para hacer una piscina.

Gerhartsreiter y Boss se divorciaron en 2007 luego de que ella comenzara a desconfiar de que su marido fuera quien decía ser. Durante más de una década Gerhartsreiter vivió sin licencia de conducir o cuenta bancaria, nunca firmó un contrato de arrendamiento ni se tomó un avión por temor a ser identificado.

AFP

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

Participa en el debate, deja un comentario.