Disuelven y explulsan dirigentes de Felabel

0

mateo UASD

 

El Consejo de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) aprobó anoche la disolución del Frente Estudiantil de Liberación Amín Abel (Felabel) y la expulsión de toda su directiva, como consecuencia de los allanamientos a sus locales, donde se encontraron armas de fabricación casera, tras las violentas protestas del pasado martes en que resultó muerto el coronel de la Policía, Julián Suárez Cordero.

La decisión está contenida en una resolución emitida anoche por el organismo, que también  resolvió asumir todos los espacios usados por Felabel en la sede central, recintos, centros y subcentros,  y utilizarlos para aulas, laboratorios, baños y cualquier otro uso que decidan las autoridades.

Durante una sesión de más de tres horas, el Consejo Universitario conoció un informe del departamento de Seguridad de la UASD sobre las pesquisas que llevaron a cabo miembros de la Policía Nacional y el ministerio público en locales de Felabel y la Secretaría de Bienestar Estudiantil de la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), donde hallaron una escopeta tipo “chilena” con cinco cartuchos y  una pistola “chagón”, además de una peluca y un pasamontaña, entre otros objetos.

Las autoridades de la UASD también decidieron expulsar de la academia a los estudiantes Omar Bidó y Diógenes Gutiérrez, secretario general y vocero del Felabel; así como a los demás dirigentes. A ese grupo estudiantil pertenece Wilson Daciel Nicasio Javier, quien es buscado por la muerte del coronel Suárez Cordero.

El Consejo, encabezado por el rector Mateo Aquino Febrillet, acogió revisar periódicamente los locales de los gremios y grupos estudiantiles para evitar su uso indebido. También el Consejo dispuso que todos los grupos estudiantiles que estén reconocidos tengan un solo local por recinto.

Asimismo, decidió apresar a manifestantes que durante protestas utilicen capuchas y realicen actividades violentas. “La UASD reconoce el derecho a la protesta, la cual debe ser realizada con métodos pacíficos y en el marco de la ley”, agrega. La academia gestionará el apoyo del Gobierno o de donantes para la instalación de mecanismos tecnológicos que eleven la eficiencia de su seguridad interna y en el control de acceso al campus y a los edificios de facultades.

El Consejo considera que el comportamiento asumido por Felabel se aparta de los fines propios de un movimiento estudiantil.

Argumenta que los hallazgos detectados durante el experticio en los locales que tiene ese grupo bajo su control empañan la imagen de la Institución y lo comprometen con una conducta ajena a sus fines como grupo estudiantil.

“La UASD es un patrimonio del pueblo dominicano y no debe ser puesta en riesgo su existencia como universidad pública, abierta, popular, plural, crítica y solidaria”, establece la resolución.

La academia reitera su colaboración en las investigaciones sobre la muerte del coronel Suárez Cordero, y solicitar a las autoridades preservar la integridad física y el respeto a los derechos de las personas investigadas durante el proceso. El Consejo Universitario reitera que  ha hecho uso adecuado de la autonomía y el fuero universitario por lo que establece que eso no está en discusión.

La UASD reanudó ayer la docencia que estaba suspendida desde el pasado martes tras los disturbios en los alrededores del campus.

Los actos violentos también obligaron a las autoridades de la UASD a posponer para el próximo martes la investidura que sería celebrada el pasado miércoles, en la Plaza 24 de Abril.

TRES MESES DE PRISIÓN A IMPLICADO EN MUERTE
Tres meses de reclusión preventiva en la cárcel de La Victoria tendrá que cumplir el estudiante de ingeniería Héctor Eduardo Pichardo Hernández, por su vinculación en la muerte del coronel de la Policía Nacional, Julián Suárez Cordero .

La medida le fue dictada por el magistrado Alejandro Vargas, de la Oficina Judicial de Servicio de Atención Permanente del Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional .

El estudiante de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) negó sus implicaciones en el caso, mientras su abogado Melanio Farreira, consideró que no había pruebas suficientes para implicarlo en el crimen .

Tanto el representante del ministerio público, Dante Castillo, como Vargas, manifestaron que las pruebas presentadas en la vista de medida de coerción eran suficientes para mantenerlo tras las rejas mientras se profundizan las investigaciones .

Destaca el Listin Diario que de acuerdo a las investigaciones, la novia del imputado, de quien no se dijo el nombre, manifestó que el día de la protesta estudiantil, Wilson Daciel Javier Nicasio, prófugo, tenía un arma de fuego en las manos y en ese momento le acompañaban su novio, Héctor Eduardo Pichardo Hernández, y otros jóvenes .

Agrega que decidió abandonar el lugar por entender que era peligroso, pero que Pichardo Hernández estaba allí cuando el coronel de la Policía recibió el disparo .

Pichardo Hernández denunció que al momento de ser apresado fue maltratado por los miembros de la Policía Nacional, quienes “me obligaban a confesar dónde estaban las armas” .

Dijo que recibió golpes en zonas corporales donde no se perciben, para no dejar evidencias .

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.