El superdeportivo argentino

0

deportivo argentino

 

Cuando abra sus puertas oficialmente el Salón del Automóvil de Buenos Aires, entre los nuevos modelos y concept cars que las grandes marcas mundiales mostrarán, habrá uno que seguramente atraerá la atención de los visitantes.

La Scuderia Bucci, marca centenaria en la Argentina, regresará a las pistas con el Bucci Special, un deportivo de 600 caballos de fuerza construido por Pablo Bucci, cuarta generación de la familia en el negocio automotriz en homenaje al piloto y constructor Clemar Bucci, fallecido en 2011, y por los 100 años de la marca.

La marca fue fundada por Domingo Bucci, Nacido en 1894 en San Carlos, provincia de Santa Fe, de chico mostró facilidad para reparar y ensamblar, y en 1907 viajó a Italia donde hizo un curso de piloto. A su vuelta, en 1913, juntó sus dos pasiones y se trajo un motor Bleriot desarmado y los planos para construir un avión.

Pero lo que más lo atraían eran los automóviles, y fue en 1920 cuando comenzó a construir deportivos. Así fue que Bucci ganó 58 de las 64 carreras en las que participó.

Sus hijos Rholand y Clemar lo ayudaban en el taller y heredaron su pasión por las carreras. Aunque Rholand corrió con algunas marcas, Clemar fue el que más se destacó al punto tal que se convirtió en el primer piloto argentino en viajar a Europa para correr un Grand Prix. Fue en Ginebra, en 1948, con una Maserati.

Luego de pasar por varias marcas y correr diferentes competencias, en 1970 Clemar Bucci rompe el mercado local presentando el Dogo, un deportivo argentino con puertas alas de gaviota que años más tardes, según cuenta el sitio Autoblog, el famoso constructor argentino Horacio Pagani confesó que utilizó como inspiración para encarar su empresa Pagani Automobili, creadora de los Zonda y Huayra.

La última creación de Clemar fue el Bucci Special que se verá en el Salón del Automóvil de Buenos Aires. Lo comenzó a diseñar a los 87 años cuando quedó atrapado una semana en Miami a causa de un huracán. La muerte lo encontró antes de que pudiera ver en la calle su último gran proyecto, pero su nieto Pablo. logró llevarlo adelante.

El prototipo que se presentó hace apenas unos días es el retorno de la centenaria marca. La única que parece haber sobrevivido al esplendor de los años 40 y la decadencia de los 90 para la industria automotriz.

Hoy, 100 años más tarde, la cuarta generación de este hombre que abrió su taller mecánico en la provincia de Santa Fe, que su hijo continuó el legado corriendo en Europa con grandes leyendas del deporte automotor como Fangio y Gálvez y que logró con sus trabajos ser inspiración para grandes creadores modernos; la casa Bucci vuelve a ponerse en funcionamiento.

Según adelantó Pablo Bucci, desarrollarán un versión actual del Bucci Special de 1953, un deportivo ligero, para manejar todos los días y se pondrá a la venta en una pequeña serie.


Fuente: http://www.cronista.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.