La cifra del día: El Gobierno debe 50 millones de pesos a los criadores de caballos

0

El próximo martes se cumplirán 100 días desde que se corrió por el último programa en el Hipódromo V Centenario (23 de marzo), y en el escenario no se vislumbra una fecha para abrir nueva vez la gatera.

Dueños, criadores de caballos y jinetes se resisten a reanudar las actividades, hasta tanto la administración del parque hípico salde una deuda que aseguran los tiene ahogados.

Moisés Alou, propietario del establo All Star y tan seguidor de la hípica como del béisbol, no ve otra salida a la crisis que no sea que se salden los compromisos con lo que considera es la materia prima de este pasatiempo/negocio.

Alou cifró en poco más de RD$50 millones, los pagos pendientes que tiene la administración del Hipódromo con los criadores, una deuda que arrastra varias administraciones.

“Desde que el gobierno tomó el Hipódromo a los últimos tres administradores se les ha ido de las manos. Las deudas que tiene con los dueños de caballos ha provocado que muchos dueños se hayan alejado del Hipódromo, que las jugadas bajen, porque si hay pocos caballos las jugadas bajan y los ingresos son menos”, dijo Alou.

Además del pago de las deudas, el gremio que agrupa a los dueños de equinos ha condicionado a la salida de la administración de Otoniel Peña (Otto) para regresar a la arena.

“En el ambiente lo que suena es como que el Hipódromo es un hobbie (entretenimiento), y que el Gobierno tiene que mantener unos dueños, no, a nosotros nos deben el dinero. No han querido cambiar la administración y es lo que está pasando”, dijo Alou.

De momento, alrededor de unas cinco mil familias, cuyos trabajos dependen de las actividades hípicas sufren las consecuencias de esta parálisis, la más prolongada desde que en el país se comenzó a correr de forma regulada, en 1917 con el hipódromo La Primavera en Gascue.

“Mientras tanto, ahí está mi crianza, mis caballos; todas las semanas yo tengo que pagarle a mis empleados, tengo que pagarle a la compañía de alimentos”, lamentó Alou.

Dueños de caballos se han llevado sus ejemplares de las instalaciones del V Centenario para diferentes fincas para reducir costos de alimentación y mantenimiento. Hay reportes de que varios animales han muerto con el cambio de ambiente, y al no disponer en esos lugares de las facilidades que requieren estos cuadrúpedos.

Los dueños y los manejadores del recinto han solicitado la intervención del Gobierno en el impasse, una actividad a la que el Poder Ejecutivo destina más de RD$20 millones cada año para las operaciones del parque hípico.

Por Nathanael Pérez Neró publicado en el periódico Diario Libre

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.