La “OTRA” causa del cáncer oral

0

El tabaco y el alcohol, además de la devastadora combinación de ambos, son las causas principales del cáncer oral. Pero las honestas declaraciones del actor estadounidense Michael Douglas sobre el origen del cáncer de la garganta que sufre desde el 2010, han traído al primer plano el papel que juega una enfermedad de transmisión sexual, la infección con el virus del papiloma humano, en el desarrollo de los cánceres en la cavidad oral.

Los famosos se enferman igual que el resto de las personas, pero como sus vidas muchas veces se ventilan a la luz pública, las condiciones que padecen se discuten abiertamente en los medios de comunicación. Al captar la atención del público, los detalles de su salud sirven para crear conciencia sobre ciertas enfermedades que de otra forma, permanecerían ignoradas.  Ese fue el caso del cáncer anal de Farrah Fawcett, el cáncer de la tiroides de Sofía Vergara, la mastectomía preventiva de Angelina Jolie y ahora, las declaraciones recientes de Michael Douglas sobre el cáncer oral.

El tabaco y el alcohol

Después de comentar al medio The Guardian que, a pesar de su hábito de fumar y su alto consumo de alcohol, la causa de su tipo de cáncer (de la garganta) era el virus del papiloma humano con el que se infectó a través de la práctica del sexo oral, Douglas aclaró más tarde a través de su vocero que quiso en realidad decir que el sexo oral puede provocar cáncer pero no que se refería específicamente a su diagnóstico. Pero ya su comentario original había lanzado la señal de alarma sobre el VPH (virus del papiloma humano) y sus efectos sobre un grupo de la población relativamente “seguro”: los hombres de mediana edad, heterosexuales y casados que quizás como promedio habrían tenido unas seis parejas con las que practicaron sexo oral a lo largo de su vida.

El VPH y el cáncer oral

En VidaySalud ya te habíamos alertado sobre la relación entre el virus del papiloma humano y el cáncer oral.  Recordemos algunos datos importantes:

  • Como el VPH se adhiere al lugar en el que hace contacto con el cuerpo y no viaja por el torrente sanguíneo, la conexión entre el cáncer oral producido por el VPH y el sexo oral es directa.
  • Según la Asociación Americana Contra el Cáncer (American Cancer Society), casi la mitad de los casos del cáncer oral (entre los que se incluye el cáncer de la garganta que padece Michael Douglas), está relacionado con este virus. Desafortunadamente, la tendencia va en aumento
  • Aunque el número de casos de cáncer de la garganta causado por el VPH va creciendo, todavía sigue siendo relativamente poco común. Cada año, se reportan más de 640,000 casos nuevos cada año a nivel mundial (unos 25,000 nuevos casos en los Estados Unidos únicamente), en comparación con 12.7 millones de casos nuevos de cáncer de pulmón diagnosticados en 2008 a nivel mundial (226,000 nuevos casos de cáncer de pulmón sólo en Estados Unidos), por ejemplo. Sin embargo, ha ido ganando relevancia a medida que los cánceres orales causados por el cigarrillo se han ido reduciendo.
  • La mayoría de los casos ocurren en hombres blancos de 45 años en adelante. Lo de la edad más avanzada se explica porque el cáncer de garganta, como el cervical, puede tomar décadas para desarrollarse, después de la infección inicial.

Las muchas caras de un mismo virus

El Virus del Papiloma Humano es en realidad un grupo diverso de virus de la familia Papillomaviridae, con más de 100 variantes.  Aparecen en diferentes partes del cuerpo y se manifiestan de manera diferente, algunos sin ningún tipo de síntomas. Algunos se contagian mediante el contacto de piel a piel mientras que otros se propagan durante el contacto sexual.

Entre 30 y 40 tipos de VPH se transmiten por contacto sexual e infectan la región del ano y de los genitales. Algunos pueden producir verrugas genitales, mientras que otros producen el cáncer cervical.

Específicamente el VPH tipo 16 causa el cáncer cervical y el cáncer de la garganta. Al tratarse del mismo virus, se pensaría que debería existir una prueba de control similar al Papanicolau que ayudara a detectar el cáncer de la garganta en sus inicios y que de esta forma nos ayudara a salvar muchas vidas.  Pero desafortunadamente, no es así.

¿Quieres saber por qué? En el Papanicolau (conocido también como “Pap”) el médico o ginecólogo “raspa” unas cuantas células del cérvix o cuello de la matriz para examinarlas en el microscopio con el objetivo de detectar cambios precancerosos. Las células precancerosas muestran una especie de halo alrededor del núcleo, mientas que las células cancerosas tienen núcleos más grandes y más coloridas.

En teoría, debería resultar igual de fácil “raspar” células de la garganta y examinarlas bajo el microscopio. Sólo que, según los especialistas, resultaría inútil. Y esta es la razón: de hecho, todos los cánceres de la boca, lengua, encías, paladar (cielo de la boca) y de la úvula (la gargantilla) se deben al tabaco y al alcohol.

Las infecciones crónicas del VPH tipo 16 que provocan el cáncer oral se producen en una zona más profunda, cercana a la base de la lengua y muchas veces, en los pliegues de las amígdalas. Si estos pliegues y dobleces se pudiesen desplegar, medirían alrededor de ¡2 pies cuadrados! lo que imposibilita, en realidad, “raspar” toda esa superficie (en comparación, el área del cérvix que se “raspa” durante el Papanicolau, que es de 2 pulgadas (unos 5 cm) cuadradas.

Analizar el tejido mediante otro tipo de instrumentación exploratoria provocaría un reflejo de arcadas y vómitos tan fuerte que requeriría anestesiar al paciente.

Una prueba de saliva puede detectar una infección oral con VPH, pero tampoco resulta muy útil en estos casos, ya que alrededor de un 85 por ciento de la población se contagia por lo menos, con uno de los 100 tipos de VPH en circulación. El sistema inmunológico elimina la mayoría en un año o dos. Y menos de un 1 por ciento de los que contagios orales con VPH 16 se convierten en cáncer de la garganta.

Lo que sí se puede hacer

La falta de una prueba de detección segura y confiable, como el Papanicolau para las mujeres, significa que hay que consultar a un médico tan pronto aparezcan los síntomas. ¿Cuáles son? Presta atención a esta lista:

  • Dolor de garganta
  • Dificultad al tragar
  • Dolor en el oído (que en realidad es dolor en la base de la lengua que se refleja en el oído)
  • Sangrado en la boca o la garganta
  • Ronquera
  • Un abultamiento en la garganta, o la sensación de tener algo atravesado en la garganta

Michael Douglas recibió tratamiento para las “molestias” en la garganta, incluso con antibióticos, durante meses sin que los especialistas detectaran el tumor. No fue hasta que visitó a un doctor amigo en Montreal que se descubrió el tumor del tamaño de una nuez, que ya entonces era de un estadío 4, a menudo letal y más difícil de curar. Douglas lleva ya años libre de cáncer, pero debe someterse a revisiones periódicas para confirmar que todo sigue bien.

Si se detecta cualquiera de los síntomas, especialmente si persiste durante semanas hay que insistir y buscar una segunda opinión.  Y como prevención, la mejor medicina es que existen dos vacunas, Gardasil y Cervarix. Estas vacunas se utilizan para la prevención del cáncer cervical provocado por el VPH en el caso de las niñas que también se pueden ofrecer a los niños varones y a los adolescentes y adultos jóvenes de ambos sexos para prevenir el cáncer oral. Consulta con el pediatra o el médico de cabecera para que tomes una decisión informada. Los CDC recomiendan que la vacuna se aplique antes de iniciar el contacto sexual, informa vidaysalud.com, en su portal.

El sexo es una parte muy importante de la vida, pero debe siempre ir acompañado de responsabilidad, por la salud propia y por la salud de la pareja. Como ves, las consecuencias pueden ser muy serias y hasta mortales por lo que es muy importante que siempre practiques el sexo seguro.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.