Cuatro hábitos saludables que benefician a tu corazón y alargan la vida

0

¿Si te dijera que la clave para vivir mejor por más tiempo está en tus manos, no lo intentarías? Sigue leyendo y descubre los cuatro hábitos que, según un estudio reciente, ayudan a mantener la buena salud del corazón y disminuyen el riesgo de muerte en general.

No existe el modo de alcanzar la vida eterna, pero sí hay numerosos estudios que dan cuenta de cómo ciertos hábitos pueden ayudar a prolongar los años de existencia o al menos a mejorar la calidad de vida, para que el paso del tiempo no se note tanto en el cuerpo.

Cuatro de ellos suelen aparecer en las investigaciones, probando que pueden ayudarte a mantenerte más sano: no fumar ni consumir tabaco, seguir una rutina de ejercicios, alimentarse de manera saludable y evitar la obesidad.

Ahora, un nuevo estudio ha demostrado que estos cuatro hábitos en conjunto ayudan a mantener la buena salud del corazón y disminuyen el riesgo de muerte en general. Se trata de un análisis publicado en la edición online del 4 de junio del American Journal of Epidemiology, según el cual adoptar un estilo de vida saludable que incluya no fumar, comer sano, hacer actividades físicas todos los días y mantener un peso saludable se ha asociado con una menor incidencia de depósito de calcio en las arterias coronarias (cuya acumulación indica la presencia de enfermedad arterial coronaria), así como una disminución en su avance en un periodo de tres años.

Para llegar a esos resultados, unos investigadores del Hospital Johns Hopkins, en Baltimore, Estados Unidos, evaluaron los datos de más de 6 mil adultos de 44 a 84 años de edad que participaron en el Estudio multiétnico de aterosclerosis (MESA, por su sigla en inglés), en el cual se les hizo un seguimiento del desarrollo de calcio en las arterias del corazón durante siete años.

Para el análisis, los participantes fueron calificados de acuerdo a un rango de vida saludable de 0 a 4 puntos, que se basaba en cuatro parámetros. A cada uno se le otorgaba un punto:

1. Si seguían o no una dieta del estilo mediterránea (que se ha asociado previamente a mejoras en la salud del corazón, beneficios para la diabetes tipo 2, mantenimiento del peso ideal y una mayor longevidad).

2. Si lograban o no hacer una rutina de ejercicios de al menos 150 minutos semanales, de alguna actividad moderada a intensa. En otros estudios, los ejercicios han sido vinculados con la buena salud del corazón y con la prevención o el control de otras enfermedades como el cáncer, la diabetes tipo 2y la fibromialgia.

3. El índice de masa corporal (IMC), una medida que relaciona la edad, la estatura y el peso, que sirve de guía para determinar si la persona tiene un peso saludable en relación a su talla o si, por el contrario, sufre de sobrepeso u obesidad.

4. Si eran fumadores o no. Recuerda que el tabaquismo está asociado a muchas enfermedades, no sólo de los pulmones, sino también del corazón y al desarrollo de distintos tipos de cáncer, como al cáncer de páncreas y al cáncer de la piel, además del cáncer del pulmón, por supuesto, del cual es la causa número 1.

Al evaluar los resultados, los investigadores encontraron que sólo el dos por ciento de los participantes alcanzaban una puntuación de 4 puntos, es decir que seguían los cuatro hábitos considerados. En comparación con quienes no seguían ninguno de esos hábitos, éstos lograron una disminución en la progresión del calcio en las arterias coronarias de 11.1 puntos por año. Los que tenían tres hábitos saludables lograron reducir dicha progresión en 6.8 puntos por año, mientras que los que seguían dos hábitos lo hicieron en 4.2 puntos por año y los que tenían sólo un hábito saludable lo hicieron en 3.5 puntos por año.

Además, seguir un estilo de vida saludable también se asoció con una tendencia a disminuir el riesgo de desarrollar enfermedades del corazón y con una reducción significativa en todas las causas de mortalidad en general, que en el caso de quienes seguían los cuatro hábitos considerados fue de 80 por ciento menos en los 7 años del estudio, comparado con quienes no seguían ninguno de los hábitos evaluados.

Según comentaron los investigadores, los beneficios eran acumulativos. Por ejemplo, una persona que mantiene un peso y una alimentación sana puede obtener mejores resultados si agrega una rutina de ejercicios. Pero también aclararon que, de todos los hábitos, el tabaquismo fue el más nocivo, pues mostró que elimina todas las ventajas que se obtienen con los demás hábitos saludables, informa vidaysalud.com, en su portal.

Ahora ya lo sabes. No puedes cambiar tu edad ni tus genes pero sí está en tus manos adoptar estilos de vida más saludables. No esperes a que sea demasiado tarde, la salud de tu corazón puede mejorar a partir de este mismo momento.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.