39 muertos en accidente de autobús en Italia

0

AVELLINO . La fiscalía de Avellino, en el sur de Italia, abrió este lunes una investigación por “homicidios involuntarios” tras el accidente de un autobús de peregrinos que el domingo por la noche dejó 39 muertos y una decena de heridos graves en la región de Nápoles.

“Por el momento, el balance se eleva a 39 muertos”, anunció este lunes por la mañana el ministro italiano de Transportes, Maurizio Lupi.

El autobús transportaba a unos 48 pasajeros, todos de la provincia de Nápoles, que regresaban de una peregrinación a Pietrelcina, la población natal del Padre Pío, un sacerdote italiano canonizado en 2002 y muy venerado en el sur de Italia. Muchos niños se encontraban a bordo.

El primer ministro italiano, Enrico Letta, de visita en Atenas se refirió el lunes a este accidente como un “momento muy triste para Italia”.

Antes de iniciar su intervención durante una conferencia sobre Europa y la crisis, el jefe de gobierno italiano guardó un minuto de silencio en honor a las víctimas.

Según medios italianos, la fiscalía de Avellino abrió una investigación por “homicidios involuntarios”.

Autobus

La investigación no solo se centrará en la eventual responsabilidad del conductor del autobús, fallecido en el accidente, sino también en el estado del vehículo y la calidad de la barrera de protección destrozada por el autobús.

La policía de tráfico ya se incautó de los documentos del vehículo en la sede de Mondotravel, la empresa de transportes a la que pertenecía el autobús.

También se examinará el cuerpo del conductor para verificar si había consumido drogas o alcohol antes del accidente.

Se trata de uno de los accidentes de autocar más mortíferos de los últimos años en Europa. El último, que se produjo en marzo de 2012 en Suiza, dejó 28 muertos, entre ellos 22 niños.

Durante toda la noche, los bomberos trabajaron a la luz de linternas y en condiciones muy difíciles por el complicado acceso al lugar donde cayó el autocar.

El accidente se produjo en un viaducto de la autopista A16 Nápoles-Bari, en la zona de Monteforte Irpino, provincia de Avellino, a unos 50 km al este de Nápoles.

El autocar llegó a gran velocidad a una bajada, a pesar de numerosas señales de limitación de velocidad, y provocó una enorme colisión en cadena al embestir varios vehículos que le precedían a menor velocidad.

El fotógrafo de la AFP contó al menos siete u ocho coches empotrados unos en otros.

A continuación, el autocar golpeó la barrera de seguridad de un viaducto a lo largo de varios metros antes de volar literalmente y estrellarse contra unas malezas unos 30 metros más abajo. Varios pasajeros salieron despedidos del vehículo.

“La escena es trágica. En la carretera hay coches destruidos, al menos una decena (…) Y debajo hay unos 30 cuerpos cubiertos con sábanas blancas alineados en la carretera provincial”, contó un fotógrafo de la prensa italiana.

Este lunes hacia las 09H00 GMT, los equipos de rescate continuaban trabajando, especialmente para retirar con grúas los restos de los vehículos afectados por el accidente, constataron dos periodistas de la AFP.

El autobús, partido en dos, fue retirado por la mañana.

Según testigos, el autocar, que regresaba a Nápoles, pudo tener problemas de frenos. Periodistas locales evocaban otras hipótesis, como una cabezada del chófer o un pinchazo.

Una superviviente, citada por su tío que pudo visitarla brevemente en el hospital, afirmó que uno de los neumáticos del coche explotó y que el conductor no logró controlar el vehículo.

Según la policía de tráfico, no hay señales de frenado del autobús en el lugar donde se produjo el accidente.

La prensa italiana informó de que el tramo en pendiente donde se produjo la tragedia es particularmente peligroso y de que en el pasado ya se produjeron allí varios accidentes graves.

Tras el accidente, la autopista A16 Nápoles-Bari permaneció cerrada al tráfico.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.