Opinión de Armando Almanzar sobre la película Mi Angelito Favorito

11

Esta es la opinión del critico de cine Armando Almanzar sobre la película, Mi angelito Favorito de Alfonso Rodríguez publicada en el periódico Listín Diario.

“Los ángeles más laboriosos son los que están al cuidado de niños y borrachos. Estos dos personajes, al no contar con la verticalidad de la razón, se mantienen perpetuamente al borde del precipicio”.

Mi angelito

Estas líneas que transcribimos no tienen nada que ver con la película sobre la cual hacemos hasta lo imposible por escribir de manera coherente. Pertenecen a una novela titulada “La salamandra”, de la autoría de Pedro Antonio Valdez, y las citamos porque aluden a los ángelesÖ igual que la susodicha cinta, en la cual el personaje central, como alude su título, es un “angelito”.

Pero existe una ligera diferencia entre ambos personajes: cuando Valdez hace alusión a los ángeles lo hace dentro de un contexto literario muy bien delineado, no es una mención gratuita, no es una necedad para llenar unas líneas o un capítulo, sino como un elemento que le es esencial en esa parte precisa de su historia, como se comprende al leer el capítulo y, por supuesto, la novela en sí.

Y de esa manera encontramos la gran diferencia entre un artista creador que domina su oficio y sabe a conciencia lo que tiene entre manos, que escribe sin tener en mientes la posibilidad de hacerse rico millonario, sino por el placer de infinito que vibra y bulle en todos los que escribimos por dejar salir todo eso que nos ruge en el interior y que pugna siempre por brotar, y aquellos que, lo dicen sin rubor, lo único que les pica es el bolsillo, o sea, el deseo incontenible de ganar más y más dinero, sin importarles un rábano si lo que hacen o producen posee el más mínimo valor estético o por lo menos cierta adecuación formal que distinga su obra frente a las demás.

Porque ese es el problema: a nosotros, como muy probablemente a todos los demás críticos de cine del país, no nos importa para nada que alguien gane dinero haciendo cine, dinero, mucho dinero, y que incluso se ufanen de ello.

En realidad, lo único que esperamos es que, haciendo dinero, a la vez hagan un mínimo esfuerzo por sacar sus obras de la más absoluta mediocridad.

Y, para empezar, algo así solo se consigue comenzando por el principio, o sea, a partir de la idea original para escribir una historia, un guión. No importa que eso que se escribe sea para una comedia, para un drama o para una cinta histórica. Lo que se escribe para ser llevado a las imágenes debe poseer cierta coherencia formal para que lo que se lleve luego a las imágenes no devenga en tonterías, necedades y dislates. Por eso felicitamos al autor de los efectos especiales por la escena de los tres disparos, muy bien hecha, pero no por la del camión volcado, porque las víctimas potenciales se agachan antes de que el camión se vuelque y es muy claro el fallo en el tiempo diegético.

Por eso nos parece que vuelve a pasar lo mismo con los intérpretes: no pueden tener actuaciones apreciables Ozuna ni Cheddy ni Alberti, que tienen talento, porque sus personajes, como en todas las comedias de este mismo talante, no tienen vida propia, no poseen una personalidad real, no son más que muñecos puestos ahí para hacer muecas.

Y la historia es un ir y venir de sandeces tan sin sentido que necesitaríamos dos páginas del Listín para desgranar su sin razón.

Publicado en el periódico Listín Diario

Regalanos un Like!!!

11 Comentarios

  1. Si a eso vamos, Terminator de 1987, al final de la película aparece Arnold saltando antes que el mismo Terminator explote, por lo que eso no es exclusivo de aquí solamente.

  2. Aún no entiendo cómo algunos actores o calificados de “actores” no pueden distinguir lo que es un buen guión de una porquería de guión. Esta gente (la misma gente) quiere aparecer en todas las películas simplemente para ganarse dos cheles. Hay actores de Hollywood que no aceptan hacer cierto tipos de películas por varias razones que van desde el guión, el director, el tema, el estilo dramático y entre otras razones. Los actores dominicanos de este clavimetraje aceptaron y firmaron el contrato de la Verguenza. Es hora de descubrir nuevos talentos, caras frescas. El público que apoya el cine local se ésta jartando de lo mismo y quiere variedad. Quien dice que sólo tiene que ser comedia, hay otros géneros k explotar. Dejen de cultivar el payasismo en comedias triviales. Quieren hacer comedias, háganlas pero en base a situaciones que provoquen risas sin perder coherencia dramatica de esta clase d guión. Si el cine dominicano quiere crecer, ya no inviertan en las películas de Alfonso o Robertico. hay otros directores con verdadera vocación de Director que aman el 7mo arte y hacen intentos por crear obras de calidad.

  3. Respeto el trabajo, cada quien que se gane la vida como mejor pueda. Pero entiendo que el cine es un arte, y de ahí a que una persona de ufane de para el es algo para sacar dinero…. a mi me cuesta ir al cine, sacar de mi bolsillo $300, para ponerlos en el bolsillo de ese director. Me gusta el cine, pero me siento irrespetada ante esos comentario, por eso mis $300 cuando los saco de mi bolsillo, es para ponerlo en el de alguien que hace las cosas por amor al arte.

  4. Diré, en este país, sin menos preciar queremos ser mas papitas que el mismo papa y lo digo, porque desde que alguien hace una critica objetiva de una persona, programa, político, institución… de una vez el afectado obviamente te sataniza, lo que demuestra suma mediocridad, porque la violencia es la respuesta mas firme cuando somos incompetentes, por eso soy seguidora de esta página porque he visto como José Peguero, muchas veces aguanta su fuego y responde sin sulfurarse, o por lo menos en como lo escribe, mantiene la postura y acepta la crítica, pero sin dejar el tema medular, lo que denota el comerciante Alfon$o Rodrigue$ es pura mediocridad, cuando se coloca en actitud de que nadie le puede decir nada, en contra de sus “realizaciones”, no he visto la cinta en cuestión, ni me motivo a verla, de hecho lo último que vi de este “director” fue “Playball” y lamento haber desperdiciado una hora y algo de mi vida viendo tal batiburrillo de situaciones incoherentes, dialogos sosos, situaciones previsibles en fin nada que me dejara un buen sabor de boca sobre el trabajo del “director”, probado esta ya que muchos nuevos directores, por lo menos no de nombres tan sonoros ni que manejan grandes sumas para sus film, hacen un excelente trabajo para muestra “La hija natural”, “Quien manda”, “Jaque Mate”, “La lucha de Ana”.. osea se quiera o no, se debe dar paso a la nueva generación de cineastas porque son los que han hecho recientemente, lo mas aceptable del cine en RD, en cuanto a Armando Almánzar le concedo razón en sus críticas, en la forma y en el fondo, por que la gran mayoría de las películas dominicanas, no se saben si son historias magistrales que narran la estupidez de la cotidianidad o historias extraordinariamente estúpidas de lo cotidiano, y dejemos de pasarle panos tibios, afirmando que las películas nuestras por ser locales no se deben comparar con las de otros países, error, buldo error, el arte es arte, por ejemplo en la musica en decadas pasadas no teniamos una figura artistica como pais que nos representara y rivalizara en ventas y demandas con otros interpretes foraneos, pero hoy contamos con Artistas de proyecion internacional como Juan Luis Guerra y Romeo que generan grandes espectativas y vendes conciertos de millones de dolares, independientemente de si tengan mas o menos talentos que los que no lo ha logrado, debemos reconocerle su gran popularidad, lo mismo se lo aplico al cine local que mas que dinero, hacen falta buenas historias, con el cine extranjero incluyendo Hollywood se hacen las criticas ácidas y no pasa nada, de hecho como anecdota jocosa la actriz Sandra Bullock hizo dos películas el mismo ano, en una fue nominanda al Oscar como mejor actriz y lo ganó, igual por su papel en la otra gano un premio Razzie como peor actriz del ano y ella alegremente los recibió ambos, conclusión no somos perfectos ni billetes de 1000 dolares para caer bien a todos y eso se le ha olvidado al Sr. Alfon$o R., mi esperanza es que como dice el director Spike Lee, “para hacer buenas peliculas primero hay que hacer muchas malas”, solo espero que no nos pase como a otro país latinoamericano, que en una ocasión un amigo muy conocedor del cine me comento que en orden deductivo y jerárquico hay películas excelentes, muy buenas, buenas, malas, muy malas, mediocres y las mexicanas.

  5. Diré, en este país, sin menos preciar queremos ser mas papitas que el mismo papa y lo digo, porque desde que alguien hace una critica objetiva de una persona, programa, político, institución… de una vez el afectado obviamente te sataniza, lo que demuestra suma mediocridad, porque la violencia es la respuesta mas firme cuando somos incompetentes, por eso soy seguidora de esta página porque he visto como José Peguero, muchas veces aguanta su fuego y responde sin sulfurarse, o por lo menos en como lo escribe, mantiene la postura y acepta la crítica, pero sin dejar el tema medular, lo que denota el comerciante Alfon$o Rodrigue$ es pura mediocridad, cuando se coloca en actitud de que nadie le puede decir nada, en contra de sus “realizaciones”, no he visto la cinta en cuestión, ni me motivo a verla, de hecho lo último que vi de este “director” fue “Playball” y lamento haber desperdiciado una hora y algo de mi vida viendo tal batiburrillo de situaciones incoherentes, dialogos sosos, situaciones previsibles en fin nada que me dejara un buen sabor de boca sobre el trabajo del “director”, probado esta ya que muchos nuevos directores, por lo menos no de nombres tan sonoros ni que manejan grandes sumas para sus film, hacen un excelente trabajo para muestra “La hija natural”, “Quien manda”, “Jaque Mate”, “La lucha de Ana”.. osea se quiera o no, se debe dar paso a la nueva generación de cineastas porque son los que han hecho recientemente, lo mas aceptable del cine en RD, en cuanto a Ramón Almánzar le concedo razón en sus críticas, en la forma y en el fondo, por que la gran mayoría de las películas dominicanas, no se saben si son historias magistrales que narran la estupidez de la cotidianidad o historias extraordinariamente estúpidas de lo cotidiano, y dejemos de pasarle panos tibios, afirmando que las películas nuestras por ser locales no se deben comparar con las de otros países, error, buldo error, el arte es arte, por ejemplo en la musica en decadas pasadas no teniamos una figura artistica como pais que nos representara y rivalizara en ventas y demandas con otros interpretes foraneos, pero hoy contamos con Artistas de proyecion internacional como Juan Luis Guerra y Romeo que generan grandes espectativas y vendes conciertos de millones de dolares, independientemente de si tengan mas o menos talentos que los que no lo ha logrado, debemos reconocerle su gran popularidad, lo mismo se lo aplico al cine local que mas que dinero, hacen falta buenas historias, con el cine extranjero incluyendo Hollywood se hacen las criticas ácidas y no pasa nada, de hecho como anecdota jocosa la actriz Sandra Bullock hizo dos películas el mismo ano, en una fue nominanda al Oscar como mejor actriz y lo ganó, igual por su papel en la otra gano un premio Razzie como peor actriz del ano y ella alegremente los recibió ambos, conclusión no somos perfectos ni billetes de 1000 dolares para caer bien a todos y eso se le ha olvidado al Sr. Alfon$o R., mi esperanza es que como dice el director Spike Lee, “para hacer buenas peliculas primero hay que hacer muchas malas”, solo espero que no nos pase como a otro país latinoamericano, que en una ocasión un amigo muy conocedor del cine me comento que en orden deductivo y jerárquico hay películas excelentes, muy buenas, buenas, malas, muy malas, mediocres y las mexicanas.

Participa en el debate, deja un comentario.