BlackBerry, pionero del smartphone, no pudo seguir el ritmo de sus rivales

0

BlackberryEn pocos años, BlackBerry perdió su aura de pionero en teléfonos inteligentes como ícono de esta nueva tecnología, y pasó a ser víctima de su incapacidad para seguir el ritmo de las innovaciones de sus rivales en un mercado altamente competitivo, señalaron analistas.

La firma canadiense dijo el lunes, tres días después de haber anunciado el despido del 40% de su fuerza laboral, que sería adquirida por un consorcio liderado por el fondo de inversiones canadiense Fairfax, su mayor accionista, por USD 4.700 millones. El mismo día, Apple publicó un récord de ventas de su nuevo iPhone.

Hasta hace unos años, BlackBerry era considerada la creadora más genial de teléfonos inteligentes -y hasta la más importante-, pero perdió fuerza al no poder seguir el ritmo impuesto por sus rivales.

“No pensaron que alguien los podría suplantar”, explicó Gerry Purdy, analista de Compass Intelligence.

Purdy dijo que BlackBerry, llamada Research in Motion (RIM) hasta enero pasado, cuando adoptó el nombre de su teléfono inteligente insigne, tardó en reaccionar a la amenaza de Apple con el lanzamiento del iPhone en 2007, y al surgimiento, el mismo año, de los smartphones equipados con el sistema operativo Android de Google.

“Su gran problema fue retrasarse en lanzar un sistema operativo avanzado”, señaló Purdy a la AFP.

“Habían desarrollado uno en 2010 pero les llevó tres años ponerlo en el mercado. Y eso fue tres años después de la salida del iPhone. Así que fueron seis años. El mercado estaba cambiando demasiado rápido”, agregó.

Roger Kay, de Endpoint Technologies Associates, señaló que BlackBerry no vio el riesgo que suponía la competencia.

“BlackBerry se la jugó al teclado físico, pensó que las personas que normalmente escriben (en sus computadoras) necesitan un teclado” en el celular, dijo Kay.

“Cuando decidió tener una pantalla táctil ya era demasiado tarde. En esta industria, si uno se saltea uno o dos ciclos tecnológicos, está perdido”.

“Intoxicados”

La compañía anunció el lunes que “firmó una carta de intención según la cual un consorcio liderado por Fairfax Financial Holdings Limited ofreció comprar el grupo”. Fairfax, una firma canadiense dirigida por el millonario Prem Watsa, ya es el mayor accionista de BlackBerry.

Los teléfonos celulares Blackberry difícilmente atraigan demasiado interés en el público, según analistas, pero el software y los servicios de la empresa, que gozan de gran reputación por la seguridad que ofrecen, pueden ser lo más valioso.

“Su gestión empresarial móvil es de lo mejor que uno puede encontrar en la industria”, dijo Purdy.

Y explicó que su punto fuerte para dominar en el ámbito de los negocios y el gobierno fue siempre su software de seguridad y gestión de dispositivos.

“Podrían haber abandonado los teléfonos y haberse especializado en software hace unos años, pero se intoxicaron con los ingresos de las ventas de equipos”, señaló este analista.

BlackBerry todavía tiene unos 70 millones de suscriptores en todo el mundo, pero la mayoría utiliza teléfonos móviles más viejos. Los dispositivos con la plataforma BlackBerry 10 no llegaron a cobrar impulso.

De acuerdo con la firma especializada IDC, el grupo sólo representa el 2,9% del mercado de teléfonos inteligentes, frente a Apple, que tiene un 13%.

“Fairfax tendrá suerte si consigue recuperar su dinero y obtener ganancias”, pronosticó Roger Kay. “Si BlackBerry quiere ir hacia algun lado, necesita una relación estratégica con otro grupo en el área de soluciones para las empresas”.

Pero para Jack Gold, analista de J. Gold Associates, BlackBerry vale más como un todo que la suma de sus partes.

“Creo que es más valioso mantener las tres ramas de la empresa (aplicaciones, servicios y cooperación) intactas, es preferible para crear valor a largo plazo”.

“Privatizarse y volver a traer al fundador, Mike Lazaridis (una posibilidad mencionada en una nota de prensa) podría darles un poco de tiempo para poner la casa en orden”, afirmó Gold. AFP

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.