Un método fácil para ayudarte a determinar tus días más fértiles

0

embarazadaSi quieres quedar embarazada y no estás segura de cuáles son los días de tu ovulación, o se te olvida llevar la cuenta de tu último ciclo menstrual, te aconsejo que hagas una gráfica de fertilidad para que te ayude a visualizar en qué momento del ciclo estás y así puedas aumentar las probabilidades de lograr un embarazo.

Si hace meses estás tratando de quedar embarazada y aún no has tenido una prueba positiva, no te estreses. Tal vez te hace falta estar más conectada con tu ciclo menstrual y conocer bien las señales de tu cuerpo para aumentar las probabilidades de concebir.

Una buena idea para que no pierdas la cuenta de los días o no tengas que contar en tu mente cada vez que se presenta la oportunidad de tener relaciones sexuales, es hacer una gráfica para visualizar y saber exactamente en qué momento de tu ciclo te encuentras.  Esta gráfica también es excelente para crear un historial de tus ciclos y compartirla con tu médico si fuera necesario.

Hay dos aspectos principales que se deben tener en cuenta para hacer la gráfica: tomar la temperatura basal y revisar el moco cervical o flujo vaginal.

La temperatura del cuerpo cambia a lo largo del ciclo menstrual. Específicamente, pasa por dos fases: baja al inicio del ciclo menstrual lo cual provoca la ovulación y se eleva luego de la ovulación para dar paso al período infértil y a la menstruación.

La progesterona es la responsable de que la temperatura basal se eleve uno o dos días después de la ovulación. Esta hormona es primordial durante la primera fase del embarazo, pues contribuye formar el “nido” del óvulo fecundado.

Cuando el aumento térmico (de unos 0.2 a 0.5 grados centígrados/0.4 a 0.8 grados Fahrenheit) se registra tres días seguidos, se considera que ha finalizado la fase fértil de la mujer en ese ciclo, informa sidaysalud.com, en su portal.

Tomar la temperatura basal requiere constancia y disciplina. Cada mañana hay que ponerse un termómetro y observar los cambios de temperatura junto con las variaciones del flujo vaginal y anotar esta información.

Toma nota de lo que necesitas hacer para tomar tu temperatura y poder llevar un registro:

  • Necesitarás un termómetro, papel y lápiz junto a tu cama. Tu smartphone o teléfono inteligente también es un buen aliado, ya que hoy en día hay varias aplicaciones (apps) para ayudarte a hacer gráficas de tu ciclo.
  • Toma la temperatura todos los días, a la misma hora, antes de levantarte de la cama.
  • No hagas nada antes de tomarte la temperatura. No te levantes, no comas ni bebas nada.
  • Puedes tomarte la temperatura de forma oral, rectal o vaginal (mínimo durante 5 minutos). De cualquier manera, usa siempre el mismo método.
  • Registra si has estado enferma o no has dormido suficiente, pues esto afecta la temperatura del cuerpo.
  • Una vez que tengas la gráfica, tu médico te puede ayudar a interpretarla.

En cuanto al flujo vaginal o moco cervical, es importante observarlo, ya que cambia de consistencia durante el ciclo menstrual y ayuda a predecir cuándo será la ovulación o si ya estás ovulando. El flujo vaginal va cambiando de acuerdo a la función que cumple durante el ciclo: por ejemplo, previene que el esperma llegue al útero cuando no estás ovulando y protege y ayuda al esperma a que llegue al óvulo cuando estás ovulando.

Si tienes un ciclo de 28 días en promedio, estas son las variaciones que tendrá tu flujo vaginal:

  • Días 1-5 del ciclo: tienes tu período
  • Días 6-9: la vagina está seca con poco o nada de flujo vaginal
  • Días 10-12: aparece un moco grueso, pegajoso que se va volviendo más líquido y más blanco
  • Días 13-15: El moco se vuelve resbaladizo, más líquido y transparente, similar a una clara de huevo. Esta es la etapa más fértil.
  • Días 16-21: El moco se vuelve pegajoso y grueso nuevamente
  • Días 22-28: la vagina se seca

Es bueno recordar que tus días más fértiles son de dos a tres días antes de la ovulación y entre 12 y 24 horas después de la ovulación.

Revisa tu flujo vaginal o moco cervical varias veces al día. Con tus manos bien limpias, toca con tus dedos la abertura de la vagina.  Algunas mujeres requieren introducir un poco el dedo en la vagina. Observa su color y consistencia y anótalo en tu gráfica de fertilidad.

Si sigues estos consejos y llenas tu gráfica de fertilidad, seguramente vas a poder estar más en sintonía con las señales de tu cuerpo y así podrás saber cuándo tienes más probabilidades de quedar embarazada. Es sano y hasta puede ser divertido conocer bien tu cuerpo y la manera que tiene de indicarte en qué momento de tu ciclo te encuentras. ¡Buena suerte!

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.