10 errores muy comunes que cometen los hombres al vestirse

0

traje elegante maniki hombre

Aunque sobre gustos no hay nada escrito, existen ciertas normas básicas en el vestir que se descuidan a menudo.

Por supuesto que nadie está aboligado a seguirlas a “rajatabla” si no quiere, sin embargo, muchos políticos y personajes famosos que en general cuidan su imagen suelen descuidar algunos detalles que pueden arruinar por completo un buen “outfit”.

A continuación, los 10 errores más comunes que cometen los hombres al vestirse, consignados por ABC: 

1. Pantalones demasiado largos

Los pantalones de vestir para hombre deben tener un largo determinado y no caer en ser ni demasiado cortos ni demasiado largos. Ambas cosas arruinan un aspecto impecable.

El largo del pantalón por detrás debe llegar al taco del zapato sin cubrirlo. Para evitar que por delante la prenda “descanse” sobre el empeine creando un pliegue sobre el zapato es necesario que la parte delantera sea apenas un poco más corta que la trasera.

Es una buena idea tomar la medida de ambos lados y ambas piernas de manera independiente, ya que el cuerpo humano no es completamente simétrico.

2. Mangas de sacos y de camisas demasiado largas

Las mangas de las camisas deben sobresalir de los sacos entre 0.5 y 1.5 centímetros. Cualquier camisa con las mangas más largas, creará un efecto extraño y llamativo.

Más cortas, no se verán, con lo cual podemos llevarnos la impresión de que se lleva el saco con camisa de manga corta, algo que no queda del todo bien.

Del mismo modo, las mangas de la chaqueta no deben recaer en la mano sino permanecer alrededor de la muñeca o en cualquier caso, según gustos, algo más arriba.

El largo de mangas del saco sigue siendo una asignatura pendiente en los trajes de “prêt-à-porter” ya hechos.

3. Camisas y trajes muy anchos

Lo que realmente se nota de las camisas a medida es que se adaptan al cuerpo como un guante. Con un traje con saco, la parte de la pechera de la camisa junto a la corbata es muy visible.

Una camisa demasiado amplia en esa zona, con arrugas debidas al exceso de tejido, no da una impresión de atención al detalle.

Los sacos muy anchos son más cómodos pero menos elegantes. Si además sobran hombreras, el efecto “Increíble Hulk” será inevitable. A su vez, el largo de la parte baja de la chaqueta debe estar cerca del comienzo del dedo pulgar de la mano.

Del mismo modo, los pantalones muy amplios, de moda en las décadas de los años 20, 30 y 40 no son actualmente el estándar de la corrección. No favorecen y hacen más gruesa la silueta del que los lleva.

4. Corbatas demasiado largas

Las corbatas, sean sport o de vestir, de seda o algodón, de rayas, lunares o colores sólidos, deben siempre tener un largo “oficial” por encima del pantalón o el cinturón, quedando en torno a 1 centímetro más arriba.

Esto es independiente del tipo de nudo, del grosor de la corbata o de la altura del que la lleva.

En caso de tener que quitarse la corbata cuando se usa saco, es mejor que la camisa no sea blanca sino que tenga alguna raya o cuadrito, o bien sea azul clara.

5. Logotipos desproporcionados

Aunque la historia del sello, el emblema y el logotipo viene de antaño, en la actualidad a veces abusamos de estos elementos. En la Francia del siglo XIV, cuando los nobles querían destacarse entre sí y de la burguesía naciente, les daba por utilizar iniciales y escudos de familia colocados en formas y lugares insospechados.

De ahí pasamos a la era de los logotipos de los años 80 y 90. Pero En 2013 ya es algo tarde para insistir con estas estampas en tamaño gigante que nos convierten en carteles promocionales.

La mesura es el punto a tener en cuenta a la hora de ser elegante.

6. Camisas con bolsillo debajo de saco de vestir

Las camisas con bolsillo incluido son “sport”, entre otros motivos, porque llevan esa cavidad para reunir los efectos personales básicos cuando no se lleva saco.

Esta es la razón detrás de la norma, por lo que llevar camisas con bolsillo y saco de vestir es un error.

7. Mocasines con traje

El protocolo internacional hace que los trajes de vestir se acompañen siempre de zapatos de cordones, especialmente si se viste de oscuro.

8. Zapatos marrones, con traje oscuro por la noche

Es regla habitual que los zapatos de vestir de caballero no sean más claros que el traje que lleva, al igual que la camisa nunca debe ser más oscura que el saco o el traje.

Es especialmente importante llevar calzado negro por la noche, cuando el traje de vestir oscuro se impone en ocasiones más formales.

En cambio, una moda establecida por el Duque de Windsor y ratificada por Gianni Agnelli, es llevar durante el día el traje azul oscuro o gris con zapatos marrones, que en el caso del italiano eran a menudo de ante y con suela de goma.

9. Medias cortas, sin estirar o claras

Nada arruina más rápido un aspecto cuidado que los errores en las medias.

Las medias deben ser altas hasta la rodilla, permanecer estiradas y elegirse en colores oscuros como el azul marino, el negro o el gris.

10. Cerrar todos los botones del saco

Los trajes de 3 botones son más elegantes que los de dos, pero no siempre favorecen a personas de menor estatura.

En los sacos de dos botones, se abrocha el de arriba, mientras que en los de tres es el del medio el que permanece cerrado. Los cruzados se mantienen abrochados por completo.

Los trajes con sacos de 3 botones son más formales y permiten llevar chaleco. Los de dos botones se combinan más fácilmente con pantalones sport.


Fuentehttp://www.iprofesional.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.