¿Estás triste? WhatsApp puede tener la culpa

0

mujer triste

 

¿Te acuestas dando las buenas noches a tus amigos por WhatsApp y te levantas con 785 mensajes de conversaciones de tus grupos? ¿Te estresa tener que estar pendiente del  para no perderte nada? Si las respuestas a estas preguntas son «Sí» es que tienes una «móvildependencia» o «nomofobia» severa.

Hoy en día los «smartphones» son el centro de la  de todos los  que necesitan estar en constante contacto con amigos, familia, compañeros de trabajo y las noticias que se cuelgan en internet. Cuanto más se incrementa el uso de los teléfonos móviles mayor es la necesidad de estar conectados a todas horas y muchas veces «chateamos» mientras conducimos, tomando un café con un amigo, en el trabajo o en clase.

Las consecuencias de la dependencia del móvil son por tanto un aumento del estrés, la ansiedad por el miedo a sentirnos excluídos y una reducción considerable del sentimiento de felicidad, tal y como señala un estudio realizado por la Universidad de Kent State de Ohio, en Estados Unidos, y publicado en la revista «Computers in Human Behavior».

Peor rendimiento académico

Para llevar a cabo la investigación, los expertos analizaron la actividad diaria de 500 estudiantes universitarios, el uso que hacían del móvil (Twitter, WhatsApp y otras aplicaciones) y el nivel de ansiedad y de satisfacción que sentían. Asimismo, todos los participantes permitieron a los investigadores acceder a sus notas oficiales de cursos pasados y a las obtenidas en la actualidad para llevar a cabo un análisis.

En este sentido, los expertos descubrieron que un uso intensificado del móvil influye negativamente sobre los estudiantes. De este modo, aquellos que realizaban un uso muy frecuente del móvil tendían a obtener unas notas mucho más bajas, una ansiedad más elevada y unos niveles mínimos de satisfacción respecto a los que usaban menos el móvil.

A principios de año, un equipo dirigido por las Universidades de Lepp y Barkley también identificó una relación negativa entre el uso del teléfono y la capacidad cardiorrespiratoria. Esto nos lleva a reflexionar seria y críticamente sobre el uso intenso que le damos al móvil y darnos cuenta de que puede ir en detrimento de nuestro rendimiento académico, nuestra salud mental y física y en general puede reducir nuestro bienestar y felicidad.

Fuente: http://www.abc.es

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.