Activismo de expresidente Fernández presagia sus deseos de volver al poder

3

Santo Domingo. Las cada vez más frecuentes apariciones públicas y el paulatino empuje de un proselitismo a su favor, no desautorizado hasta el momento, sugieren que el expresidente dominicano Leonel Fernández podría estar acariciando la idea de intentar su regreso al poder en 2016.

leonel fernandez

En un país que siempre está “en campaña” electoral, las probabilidades de que Fernández se lance tras la nominación del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), parecen estar bien afincadas, si se toma en consideración el activismo y contacto con las “masas” que últimamente protagoniza este “león” de la política, como le llaman sus seguidores.




Aunque solo distan 16 meses del momento en que Fernández pasó la banda presidencial a su compañero de partido, el presidente dominicano, Danilo Medina, parece que el exgobernante ha decidido, en principio, volver a estar presente en la palestra, luego de que, aparentemente, haya podido sortear el vendaval de acusaciones de corrupción provenientes de varios grupos sociales, apenas puso un pie fuera del Palacio Nacional.

En esos días, Fernández fue “sometido” a juicios populares en diferentes ciudades del país, donde fue “condenado” a la pena máxima de “30 años de prisión”.

Paralelo a esto, salió airoso de sometimientos ante la Justicia por parte del excandidato presidencial Guillermo Moreno, quien le sigue endilgando la responsabilidad de un déficit fiscal de casi 5.000 millones de dólares que dejó su Gobierno, y que el propio Fernández justificó meses después en un discurso.

Moreno también presentó, sin éxito, demandas en contra de Fernández por las donaciones de elevadas sumas de dinero que organismos públicos hicieron en favor de la Fundación Global Democracia y Desarrollo, creada por Fernández, mientras éste se desempeñó como presidente de la nación.

Se recuerda que en esa ocasión, la fiscal de la capital dominicana, apoderada de las querellas, archivó el expediente al considerar que su oficina no encontró indicios de que esas donaciones o parte de ellas fueran a parar a los bolsillos del exmandatario.

En la última semana, Fernández ha estado muy activo en varias regiones del país con motivo, principalmente, de los actos conmemorativos del 40 aniversario del PLD, que preside, pero también ha sacado tiempo para encabezar el acostumbrado reparto de miles de raciones alimenticias con motivo de las fiestas navideñas.

Es notorio, además, que en cada uno de sus actos públicos, ha cedido al interés de los medios de comunicación de conocer sus opiniones sobre diversos tópicos, cuando todos conocen que desde el poder sus contactos con periodistas eran menos que esporádicos.

“Él (Fernández) hace un laborantismo bastante ostensible, sostenido, intenso y la promoción que de su figura como aspirante a la candidatura (presidencial) hacen seguidores tan importantes como el propio secretario de organización del PLD, indican que él no ha descartado no presentarse (…) todo parece indicar que sí (lo hará), dijo a Efe el sociólogo y politólogo César Pérez.

El secretario de organización del PLD es el controvertido senador Félix Bautista, tenido como uno de los más cercanos colaboradores del expresidente, objeto de una investigación por parte del Senado ante acusaciones de corrupción que supuestamente cometiera mientras desempeñó un cargo público durante el gobierno de su líder.

Bautista respondió con demandas ante los tribunales dominicanos y de EE.UU., a quienes lo acusan, entre los que destacan un político opositor, un economista y un periodista.

Cuando el presidente Medina concluya su mandato, en agosto de 2016, el PLD habrá sumado otros cuatro años a los ocho consecutivos (2004-2008) que permaneció Fernández, quien gobernó por primera vez durante el período 1996-2000.

Este expresidente podría, ante una probable cuarta nominación, beneficiarse de dos factores que lucen invariables en el futuro próximo.

Primero, la altísima popularidad de Medina, quien de acuerdo a una reciente encuesta es el de mayor aceptación entre todos los presidentes o jefes de Gobierno de América, y, por otro lado, la acentuada división de la principal fuerza opositora, el Partido Revolucionario Dominicano (PRD), entrampado en posiciones, al parecer irreconciliables, entre el expresidente dominicano Hipólito Mejía y el excandidato presidencial Miguel Vargas.

En lo que Fernández decide o no volver a presentarse ante los votantes, dentro del oficialismo han surgido públicamente dos candidatos: el ministro de Turismo, Francisco Javier García, y su homólogo de Economía, Temístocles Montás. Un tercer aspirante, el presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, solo es promovido en gigantes carteles.

Los días por venir permitirán esclarecer si, como interpretan muchos, la candidatura de Fernández a la Presidencia es solo cuestión de tiempo, o si, por el contrario, se cumple lo dicho recientemente por el expresidente en un acto político en San Pedro de Macorís (este).

“Mi respuesta (a sus supuestas aspiraciones) es que estoy entregado en cuerpo y alma a la reforma y modernización del Partido de la Liberación Dominicana”. EFE

Regalanos un Like!!!

3 Comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.