Obama firma el plan presupuestario hasta 2015 en EE.UU

0

El presidente estadounidense, Barack Obama, firmó este jueves la ley presupuestaria aprobada por el Senado, que establece las prioridades de gasto del país hasta el otoño de 2015 y aleja el temor de una nueva parálisis administrativa.

Barack-Obama

Obama ratificó la ley desde Honolulu (Hawai), donde se encuentra descansando con su familia, después de que la Cámara de Representantes y posteriormente el Senado aprobaran un plan de gastos y ahorros que se ha resistido desde 2009.

La firma de la ley cierra un año de sinsabores para Obama, que ha visto cómo se atascaba la reforma migratoria y se complicaba la puesta en marcha de la ley sanitaria y cómo los desacuerdos entre demócratas y republicanos abocaron al país a 16 días de parálisis administrativa en octubre.

El plan contempla una reducción del déficit en 23.000 millones de dólares en un horizonte de 10 años sin aumentar los impuestos, y elimina 63.000 millones de los 85.000 millones de dólares en recortes automáticos que están en marcha desde marzo, un alivio especialmente para el Pentágono.

El acuerdo preliminar fue acordado a comienzos de mes por el congresista republicano Paul Ryan, presidente del Comité Presupuestario de la Cámara baja, y la senadora demócrata Patty Murray.

En el paquete de leyes rubricadas por el mandatario también se encontraba la ley de Defensa Nacional para el año fiscal que comenzó el 1 de octubre y que contempla el nivel de gastos para los programas del Departamento de Defensa y algunos otros del Departamento de Energía y Transporte.

En un comunicado, el presidente destacó que la ley “proveerá la paga y bonos para nuestros oficiales, reforzará las iniciativas antiterroristas, mejorará la capacidad de seguridad de nuestros socios, y aumentará la prevención de los asaltos sexuales y protegerá a las víctimas”, en alusión a las novedosas disposiciones de la norma encaminadas a luchar contra el acoso sexual en el Ejército.

También recordó que la ley autoriza los fondos para continuar con las transferencias de presos de la Base Naval de Guantánamo, un presidio creado en 2002 que, según indicó Obama, “debilita la seguridad nacional al ser un sumidero de fondos, dañar las relaciones con aliados y envalentonar a los extremistas violentos”.

La ley de Defensa rebaja las restricciones para que aquellos presos que ya han recibido el visto bueno, la mayoría de los 158 detenidos en la actualidad, puedan abandonar el penal.

El presidente celebró que se dé mayor flexibilidad al Ejecutivo para acelerar las transferencias y aseguró que evitará entrar en conflicto con los otros poderes del Estado a la hora de llevarlas a cabo.

efe-p

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.