Paginas



Lo que opina José Rafael Sosa sobre la película ¨Vamos de robo¨

Vamos de Robo tiene lo necesario para gustar a la gente, flexibilizar las tradicionalmente duras críticas de que es objeto su director y guionista, aún cuando sigue con deudas pendientes con el cine de concepto.

Vamos de Robo es una comedia para impactar con éxito en el gran público y para generar un repensar de la crítica respecto de lo que representa el aporte de Robertico a la industria- Roberto Ángel lo que ofrece ahora es un producto fílmico mejor trabajado con cuidado, en el marco de sus esquemas y trayectoria.

Vamos de Robo

La comedia de situaciones pinta ser, tal cual la vimos anoche en su premier de Palacio del Cine Blue Mall, como el primer proyecto fílmico de alto impacto en taquilla. Es lo mejor que le hemos visto a Robertico Ángel Salcedo, ya que ha mejorado la gerencia integral y lógicamente una historia y tiene aportes técnicos notables. Su deuda con el cine, menor ahora, lo hace digno de reconocimiento.

Salcedo, criticado y trabajador, asimila hasta los insultos en forma de columnas críticas y ahora parece replanteado para reivindicarse manteniendo sus criterios en el esquema de las cometidas de alto impacto de boletería.

Sigue como materia pendiente el pasar del chiste oral (originado en los libretos humorísticos de TV) al gag visual que integre lo audiovisual.

Su comedia, trabajada sin prisa, promovida a partir de un esquema que debe servir de modelo de mercadeo acertado, aprovecha la popularidad de personajes como Fausto Mata y Manolo Ozuna, ranqueados por su participación en la televisión. Es una actuación coral a cuatro figuras que puede servir de modelo interpretativo, en cuyo entramado el director se ha excluido como figura.

Los cuatro protagonistas juegan con gracia a sus personajes estereotípicos (el “mamita” (Ozuna); el jugador empedernido (A. Ríos), el celoso extremo (Carlos Sánchez) y el chispeante y presionado personaje de Fausto Mata, aprovechados por el guionista para criticar los extremos que representan.

Ozuna se lleva las palmas por su experiencia, Ríos es la sorpresa más agradable y Carlos Sánchez evidencia su consistencia con el manejo de frases incidentales breves cargadas de humor. Su personaje es una crítica demoledora a los hombres celosos.

Naslha Bogaert, lo mejor que vimos el pasado año en de la mano de Ronni Castillo, deja sentir la influencia de esa inteligente comedia y uno siente por momentos que está viendo Quien manda? casi con la imagen a su lado de Frank Perozo. Debe evitar repetirse a sí misma y el director debió haber evitado visiones que refieran otras producciones.

Sigue pendiente el trascender el chiste oral y llevar la hilaridad por medio de la imagen y el sonido, situación que se mantiene por el origen televisivo de la producción.

Roberto Ángel decidió no actuar y colocarse solo como guionista y director, probablemente una excelente decisión profesional.

Cheddy García ofrece un recital interpretativo con su rol de mujer dominadora, gran catarsis a millares de mujeres oprimidas por la cotidianidad y sus machistas maridos; Lisbeth Santos está bien, pero pudo haber dado mucho más.

Luis José Germán tiene una de las mejores caracterizaciones como amanerado, con buena vocalización y dominio del estilo. Hubiéramos deseado un tratamiento distinto del tema homosexual, pero es una comedia.

Kenny Grullón, marcadamente televisivo, hace su parte con digna comicidad. Deben desdoblarse más para cine.

Si algo hay que reconocerle a Robertico Ángel Salcedo, independientemente de sus aciertos y fallos como personalidad de la industria del cine, es su capacidad de trabajar, la durísima piel que ha exhibido frente a todas las objeciones desde las firmas de los pensadores del cine, su capacidad asimilación de los razonamientos que pueda haber en esos embates de los críticos, su metodología para promover con tiempo y sistemáticamente lo que hace (experiencia que trae desde sus producciones teatrales).

En sus comedias, factores positivos y negativos, siendo el principal elemento de objeción reciente el famoso “No Money, boddy “ (Profe por Accidente, 2013), inentendible para figurar en una producción de carácter comercial familiar.

Ficha técnica

Director

Roberto Ángel Salcedo

Actores

Anthony Ríos, Fausto Mata, Manolo Ozuna, Carlos Sánchez, Sergio Carlo, Lisbeth Santos, Nashla Bogaert, Cheddy García, Kenny Grullón, Luis José Germán, Francisco Vásquez y José Manuel Rodríguez.

SINOPSIS

“Vamos de Robo”, es una película dominicana que contará la historia de unos empleados en un banco, que deben resolver un misterioso robo perpetrado en la entidad financiera para así evitar ser culpado del crimen.


Por José Rafael Sosa


Más Noticias


4 Responses to Lo que opina José Rafael Sosa sobre la película ¨Vamos de robo¨

  1. KARLOS HACHE 15 enero, 2014 at 7:58 PM #

    No me merece nada de credibilidad lo que pueda decir el señor Sosa porque quiere saber de todo y al final sabe a m…. Una vez en una reseña sobre un concierto de la Orquesta Sinfónica habló y hablo de lo bien que había tocado el pianista y no había pianista, era sólo la orquesta. El no tiene los conocimientos de cine para opinar sobre guion, fotografia, etc. Las peliculas de Robertico son comedias de television llevadas a la pantalla grande

  2. Juan Perdomo 14 enero, 2014 at 10:41 PM #

    Sosa como siempre complaciendo a todo el mundo.

  3. paul17 14 enero, 2014 at 6:12 PM #

    Las únicas películas dominicanas que veo son las de Robertico, no porque sean las mejores, sino que salen de las típicas comedias de tv llevadas al cine o los famosos anuncios laaaaaaargos y aburridos que nos dan cuando uno ve una producción del patio…

  4. amaurys 14 enero, 2014 at 2:45 PM #

    Al final, q fue lo q dijo?. El no es critico de cine.

Deja un comentario

Current ye@r *

Monetizado y optimizado por Tabuga