Lo último: “Fertilización in vitro con tres padres”

0

WASHINGTON. Un comité asesor presentaba ante la FDA, la agencia estadounidense reguladora de los alimentos y medicamentos, su opinión sobre una polémica nueva técnica que combina el ADN de tres personas para crear un embrión sin defectos genéticos responsables de algunas enfermedades hereditarias incurables.

Bebé

El comité de expertos, reunido desde el martes, debía formular al final de la jornada sus recomendaciones finales a la FDA (Food and Drug Administration), sobre la seguridad de este procedimiento para ensayos clínicos. Hasta ahora, esta técnica sólo ha sido probada en monos.

Sin embargo, estos especialistas no se manifestarán sobre las cuestiones éticas que el procedimiento pueda generar. Sus críticos lo comparan con la manipulación genética para concebir bebés a medida.

Los científicos afirman que esta técnica, denominada “fertilización in vitro con tres padres”, debería autorizarse para ensayos clínicos, ya que tiene un enorme potencial médico, así como para la investigación sobre las células madre embrionarias y la clonación.

Esta tecnología consiste en extraer el óvulo de la madre de la mitocondria, es decir, el generador de energía de la célula, que es defectuoso para reemplazarlo por una mitocondria sana de otra mujer.

Después de haber sido fecundado por el esperma del padre en el laboratorio, el óvulo se implanta en la madre y el embarazo puede entonces desarrollarse normalmente.

Este procedimiento fue inventado por Shoukhrat Mitalipov, investigador de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon (noroeste de EEUU), que logró dar a luz a cinco monos en perfecto estado de salud y ahora se propone utilizar esta técnica en humanos en ensayos clínicos.

Cada año, de 1.000 a 4.000 niños nacidos en Estados Unidos desarrollan una enfermedad mitocondrial, la mayoría antes de los 10 años de edad. Estas patologías son muy variadas y pueden afectar el sistema nervioso central, causar ceguera o problemas cardíacos.

Las enfermedades de la mitocondria impiden convertir los nutrientes de los alimentos en energía y a menudo son resultado de defectos genéticos causados por mutaciones en el ADN mitocondrial heredado de la madre.

– Ya existe otra técnica –

Científicos en Estados Unidos ya realizaron con éxito experimentos de fertilización combinando material genético de tres personas, pero con una técnica diferente.

En 2001, investigadores de Nueva Jersey (este de EEUU) tomaron tejido del citoplasma, la envoltura que rodea el núcleo del óvulo en una mujer fértil, y lo implantaron después de la fecundación del óvulo de una mujer infértil. Casi 20 niños fueron concebidos de esta manera en Estados Unidos.

Pero este procedimiento ha planteado muchas preguntas y llevó a la FDA a pedir a los científicos abandonar su uso en seres humanos sin un permiso especial.

Sobre la nueva técnica que analiza la FDA, el “Center for Genetics and Society”, un organismo en Washington opuesto al procedimiento y que ha organizado una petición en contra de su aprobación, considera que esa tecnología “plantea serias cuestiones de seguridad y ética para la sociedad”.

“Es un procedimiento biológicamente extremo que supone un riesgo para cualquier niño concebido de esta manera y que cuestiona un consenso internacional de larga data en contra de la concepción de humanos genéticamente modificados”, dijo en un comunicado Marcy Darnovsky, directora de esta organización.

“Esta técnica conlleva un gran número de riesgos predecibles e impredecibles por cada niño nacido de esta manera, así como para las generaciones futuras. Esto podría allanar el camino para una mayor manipulación genética de células germinales”, agregó.

Unos 40 países, entre ellos muchos en los que las áreas de biotecnología y biomedicina están muy avanzadas, han aprobado leyes que prohíben este tipo de modificaciones genéticas, dijo Darnovsky.

Rechazando estos temores, Susan Solomon, directora ejecutiva de la Fundación de Células Madre de Nueva York, señaló que “la investigación no debe estar motivada por el miedo a lo desconocido”.

“No es una cuestión de bebés genéticamente modificados, sólo tratamos de prevenir enfermedades horribles”, dijo a The Washington Post.

La FDA no está obligada a adoptar las recomendaciones de los comités de expertos que consulta, aunque a menudo las ratifica.

AFP

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.