Cómo evitar el embarazo en la adolescencia

2

Si eres adolescente, te estarás preguntando si ya es hora de empezar a tener relaciones sexuales. ¿Pero te has preguntado si estás preparado para un embarazo? Que no te agarren desprevenido con ese tema porque un embarazo puede cambiarte la vida. En Vida y Salud te explicamos de qué se trata el control de la natalidad o en palabras simples, qué métodos puedes usar para evitar un embarazo.

Hablemos claro. Al tener relaciones sexuales siempre corres el riesgo de un embarazo. ¿Realmente lo quieres o prefieres evitarlo en este momento? ¡Qué decisión! Tener un hijo implica un cambio de vida y una responsabilidad muy grande, y eso puede limitar tu independencia y tu libertad.

Por eso cuando pienses en sexo, es importante que consideres qué quieres hacer ante la posibilidad de un embarazo y que elijas un método para el control de la natalidad (es decir, para evitar traer hijos al mundo si no estás listo). Es mejor planear con anticipación y no que de un momento a otro te conviertas en padre o en madre por error sólo por no haberte preparado desde antes.

¿Qué puedes hacer para evitar un embarazo? Tienes dos opciones: abstenerte o protegerte. La decisión es tuya y de nadie más.

Abstenerte es sin duda la forma más segura de evitar un embarazo. Al no tener relaciones sexuales, evidentemente es imposible un embarazo. Muchos adolescentes eligen esta opción pensando justamente que prefieren esperar un poco más para tener relaciones sexuales… Es una decisión de valientes que vale la pena respetar y considerar.

Si definitivamente has tomado la decisión de iniciar tu vida sexual, pero no quieres un embarazo en tu adolescencia, tu mejor opción es protegerte para que el sexo sea siempre una experiencia agradable y no arriesgues tu salud ni tu futuro. Para eso existen varios métodos anticonceptivos, pero las mejores opciones para el control de la natalidad en los adolescentes serían las siguientes:

  • Métodos de barrera: Condón o preservativo masculino y femenino; los espermicidas, el diafragma, la esponja y el capuchón cervical. Se pueden usar en combinación con otros métodos.
  • Métodos naturales: Son varios y los más conocidos son el método del calendario, el método de la temperatura basal y el coitus interruptus(interrumpir la relación sexual antes de eyacular), entre otros. Es importante aclarar que estos métodos no te protegen contra las enfermedades de transmisión sexual (ETS) ni el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y que son los que tienden a fallar con mayor frecuencia.
  • Anticonceptivos orales (píldoras) o parches
  • Anticonceptivos inyectables e implantes
  • Anticonceptivos de emergencia (que como su nombre lo indica, no se recomiendan como prevención, se usan en emergencias, cuando los métodos de prevención fallan)
  • Dispositivos intrauterinos en términos generales, no se recomiendan en mujeres antes de que hayan tenido un embarazo.
  • Vasectomía en los hombres, en un método de esterilización, no se recomienda como algo temporal.
  • Ligadura de trompas en las mujeres, es un método de esterilización, no se recomienda como algo temporal.

Para elegir el método que más te conviene es muy importante que consultes con tu médico. Si no tienes médico, hay varios sitios en la lista de recursos o en clínicas en tu comunidad en donde te pueden asesorar gratuitamente o de acuerdo a tu habilidad de pago. Y es importante que consideres lo siguiente:

  • Nunca sabes cuándo puede suceder… así que elige un método que sea fácil de usar y que lo puedas tener a mano en todo momento en caso de un encuentro inesperado
  • Si no tienes una pareja estable, necesitas un método que además te ayude a prevenir las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y el VIH
  • Si tienes una pareja estable, pueden elegir entre los dos el método que van a usar, pero considera bien los riesgos pues los noviazgos de la adolescencia no siempre son para toda la vida.
  • No tomes decisiones muy radicales con métodos anticonceptivos que involucren cirugías o soluciones definitivas (como la ligadura de trompas o la vasectomía). No sabes cuándo te puedes arrepentir y ya será muy tarde.

Cualquier método para el control de la natalidad que no se utiliza correctamente tiene mayor posibilidad de fallar, informa vidaysalud.com, en su portal.

El evitar un embarazo prematuro depende de ti. Si tienes dudas, pregunta, pero no actúes sin saber.  El embarazo en la adolescencia es algo que debes tomar en serio.

Regalanos un Like!!!

2 Comentarios

  1. Yo creo que deberian empezar por educar a los padres primero. Y en vez de insentivar la relaciones sexuales que insentiven la educacion y el deporte. El sexo es para ADULTOS no para ninos. El embarazo es lo de menos y las enfermedades venereas que? hay mucha gente que deberia educarse empezando por los mismos profesores y consejeros.

  2. Lo más facil del mundo, inculcarle en el hogar a ser persona de bien. Si el niño o joven no recibe educacion en el hogar, por más campañas externas que se hagan siempre buscarán lo prohibido. Pueden regalar condones, pastillas, todo por mucho y si el joven no tiene dos dedos de frente, caerá en la misma vaina una y otra vez. Más claro de ahí, ni el agua.

Participa en el debate, deja un comentario.