Una de cada cinco personas con tuberculosis no sabe que tiene la enfermedad

1

Washington, D.C. Una de cada cinco personas afectadas con tuberculosis en la región de las Américas desconoce que tiene la enfermedad, ya sea porque no accede a los servicios de salud o no se le detecta la enfermedad de manera adecuada, según estimaciones de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

gripe

En 2012 se notificaron casi 220 mil casos y se estima que ocurrieron unas 19 mil muertes por tuberculosis en las Américas. Se calcula que, además, unas 60 mil personas no fueron diagnósticas o notificadas a tiempo. Esta situación no sólo pone en riesgo la vida de quienes padecen esta enfermedad, sino que también perpetúa la transmisión de la tuberculosis, y genera problemas socio-económicos para la persona y sus comunidades.

“Alcanzar el diagnóstico y el tratamiento para todos sólo puede lograrse si todos los proveedores de salud, las organizaciones comunitarias, los socios y los países unimos nuestros esfuerzos para detectar y tratar a esas 60 mil personas”, afirmó la Directora de la OPS/OMS, Carissa F. Etienne, al referirse al lema “Diagnóstico y Tratamiento para Todos” que este año conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis. “El acceso universal a servicios de salud de calidad a través de sistemas basados en la atención primaria de la salud, ayudará a reducir la carga de la tuberculosis y a asegurar una vida larga y productiva a la población de las Américas”, añadió.

La carga de la tuberculosis varía según el país y se concentra en un su mayoría en las poblaciones más vulnerables que viven en las grandes ciudades, en general en los barrios marginales donde las condiciones de vida conllevan al hacinamiento, al acceso limitado a servicios de agua potable y saneamiento, y a las dificultades para acceder a servicios de salud. El 80% de la población de América Latina y el Caribe vive en ciudades y uno de cada cuatro habitantes vive en la pobreza.

Con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por su sigla en inglés), la OPS/OMS está implementando una iniciativa para el control de la tuberculosis en las grandes ciudades de la región, que busca detectar a tiempo a quienes padecen la enfermedad, para acelerar la disminución de la enfermedad en las Américas. En esta iniciativa, se coordinan las autoridades locales con las sanitarias e incluye acciones intersectoriales de educación, protección social, desarrollo urbano y de salud. Al momento se aplica en Lima, Perú; Bogotá, Colombia; y en Guaruhlos, Brasil.

Los países de las Américas han disminuido en un 61% la prevalencia de la tuberculosis entre 1990 y 2012, y han reducido en un 68% la mortalidad por esta enfermedad en el mismo período. El progreso logrado se debe, en gran parte, a la implementación de la estrategia “Alto la Tuberculosis” de la OMS y OPS, que se basa en el diagnóstico y tratamiento oportuno, el tratamiento universal y las combinaciones adecuadas de medicamentos antituberculosos.

Sin embargo, en América Latina y el Caribe la tuberculosis aún sigue siendo una de las principales causas de muerte producida por un sólo agente infeccioso, conjuntamente con el virus de VIH/Sida. Además de los casos no diagnosticados, otros desafíos son: la propagación de la tuberculosis multirresistente y la aparición de la tuberculosis extensamente resistente; y el aumento de personas con coinfección de tuberculosis y VIH/Sida, entre otros.

La OPS fue fundada en 1902 y es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Trabaja con todos los países del continente para mejorar la salud y la calidad de vida de las personas de la región. Actúa como la Oficina Regional para las Américas de la OMS y es también la agencia especializada de salud del sistema interamericano.

Acerca de la tuberculosis

La tuberculosis es causada por Mycobacterium tuberculosis, una bacteria que afecta los pulmones con mayor frecuencia. Una de cada tres personas en todo el mundo tiene tuberculosis latente, lo que significa que están infectadas pero no tienen ningún síntoma activo de la enfermedad y no pueden transmitirla.

La tuberculosis se transmite a través del aire cuando las personas afectadas por esta enfermedad tosen, estornudan o escupen. El riesgo de que alguien infectado se enferme durante el transcurso de su vida es de 10%. Sin embargo, las personas con inmunodeficiencia, como quienes tienen infección por el VIH, desnutrición o diabetes, o los consumidores de tabaco, alcohol, drogas ilícitas, tienen un riesgo mayor de enfermarse. Los síntomas de tuberculosis pulmonar incluyen tos de más de dos a tres semanas de duración, adelgazamiento, fiebre, sudores nocturnos, inapetencia y tos con sangre. La enfermedad es curable, pero puede ser mortal si no se trata. El tratamiento suele durar seis meses y cuesta menos de US$100 en muchos países en desarrollo.

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

Participa en el debate, deja un comentario.