Si me habría pasado a mi, hoy estaría muerto

Santo Domingo. Ha causado indignación en el pueblo dominicano la terrible pérdida de la vida de una niña que lleva por nombre Carla Michel Ruiz Arias de apenas cuatro meses de edad, esto luego que agentes de la Dirección Nacional de Control de Drogas detuvieran una ambulancia en la que la pequeña era trasladada desde San Cristóbal hasta el Hospital Infantil Robert Reid Cabral de esta capital.

ambulancia

Según reportan diversos medios de comunicación el hecho ocurrió alrededor de las 11:00 de la mañana de este jueves en la Carretera Sánchez, próximo a Haina, cuando los agentes mandaron a detener al conductor, quien por el alta voz le pidió que le dejara avanzar porque llevaba una emergencia, según explicó María Tejada, tía de la menor que iba a bordo de la ambulancia.

“En ese momento los agentes manipularon sus armas largas y le dijeron al chofer: “qué maldita emergencia, párese” y lo desmontaron de la ambulancia por el pecho y luego le ordenan al médico, que tenía la niña en brazos, que también se desmonte y también a nosotras”, narró María, a quien le acompañaba otra tía de la infante.

El médico José Mendoza explicó que le imploró a los agentes que los dejaran ir a lo que le respondieron: “Si usted da un paso más le vuelo los sesos”.

“Yo la traía reanimándola. La niña tenía problemas respiratorios, pero ella llegaba, venía respirando, pero perdimos un tiempo preciado”, contó el doctor al periódico Diario Libre, quien sostiene que la niña quedó por unos ocho minutos sin la cánula de oxígeno ya que se le quitó cuando los agentes lo desmontaron a él y a los familiares.

Tras toda la extensa detención la niña llegó muerta al Robert Read.

Yo tengo un hijo que justamente mañana cumple 4 meses de estar vivo, agradezco a Dios por su salud, mi esposa y yo nos hemos visto envueltos en situaciones de emergencia, pero nada como esto. Yo siendo el padre de esta niña hoy no estaría vivo y no es que yo sea el más guapo, pero el sufrimiento, la indignación sumado al coraje me habrían matado.

Estando ahí presente no sé qué sería de mí, viendo a esa criatura morir, la verdad es que en este país se le ha perdido el respeto a la vida, da pena, mucha pena vivir en un país de inhumanos, de ratas como esas lacras que detuvieron la ambulancia.

Yo propongo que esa acción de los agentes que detuvieron la ambulancia y causaron esa pérdida irreparable sean condenados por homicidio, que se le aplique todo el peso de la ley a esos malditos, malditos sean perros desgraciados, no merecen estar vivos.

Hace tiempo que en este país se le falta el respeto a la vida, es peor que una jungla salvaje.

Regalanos un Like!!!