Activistas de derechos humanos se oponen a construcción de muro en frontera

SANTIAGO. La Comisión de los Derechos Humanos en la Zona Norte del país y la Brigada de Derechos Humanos y Protección Civil del Noroeste de Haití expresaron hoy su desacuerdo con la construcción de un muro en la frontera para contener la inmigración de haitianos indocumentados.

frontera rd haiti

El proyecto que busca construir un muro en la línea limítrofe entre los dos países caribeños que comparte la isla la Española, fue presentado como de “alta prioridad en el Congreso por el diputado Vinicio Castillo, de la Fuerza Nacional Progresista, aliado al oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Dionisio Jérez, presidente de la Comisión de los Derechos Humanos, declaró a Efe que los muros no resuelven los problemas migratorios de los países y, más aún, en tiempos como los actuales.

El activista de derechos humanos expresó que los recursos que el Estado dominicano aportaría en la construcción de un muro para detener el éxodo de extranjeros por esa parte, debería utilizarse en proyectos que desarrollen la frontera, que es una de las zonas más deprimidas del país.

También consideró como contraproducente que se proponga una obra como esta cuando los hospitales públicos del país carecen de todos y en muchas comunidades se producen protestas constantes por el arreglo de carreteras y calles.

“No es posible que se proponga la construcción de un muro en la franja fronteriza cuando en el país hay problemas de inseguridad, de alimentación, de salud, desempleo y muchas comunidades en pleno siglo XXI, todavía están sin energía eléctrica”, cuestionó Jérez.

En opinión de Jérez en vez de esos sectores plantear un muro en la frontera, lo que le corresponde es promover la amistad, la fraternidad y la hermandad entre haitianos y dominicanos y hacerle comprender que quieran o no, tienen que convivir en un mismo hábitat, porque ambos países comparten una misma isla.

De su lado, Sano Bocio, de la Brigada por la Defensa de los Derechos Humanos y Protección Civil del Noroeste de Haití, dijo a Efe que un muro no logrará detener la masiva inmigración de haitianos a territorio dominicano.

Indicó que en Haití hay muchas familias que se acuestan tal como se levantaron, es decir, sin comer nada, porque no disponen de los recursos para comprar alimentos y que es lógico que si en República Dominicana encuentran forma de subsistir van a buscar la forma de emigrar aunque la frontera sea sellada con el Ejército más grande ó se construya un muro electrificado.

Bocio expresó que los dominicanos tienen que acostumbrarse a convivir en unión y paz con “nuestros hermanos haitianos, porque mientras en República Dominicana se avanza en mi país se retrocede y eso provoca desplazamiento masivo de nuestra gente hasta donde está el progreso”, expresó.

El arzobispo de Santiago, Ramón Benito de la Rosa y Carpio, en declaraciones al periódico digital City Santiago de esta ciudad, favoreció la construcción de un muro total o parcial en toda la frontera domínico-haitiana.

“Pudieran estudiarse muros parciales que permitan ayudar, pero la gran verdad es que hay que buscarle soluciones, debido a que no importarán constantes leyes de naturalización”, dijo al portal el religioso.EFE

Regalanos un Like!!!