Adriano Espaillat busca derrotar a Charles Rangel para ser primer dominicano en el Congreso

0

Nueva York. El senador estatal de Nueva York Adriano Espaillat buscará mañana derrotar al eterno congresista Charles Rangel en las primarias demócratas del distrito 13, una victoria que le permitiría ser el primer dominicano en llegar al Capitolio.

adriano espaillat

La apretada -y en ocasiones agresiva- carrera que los dos candidatos han mantenido durante los últimos meses por el asiento en el Congreso federal se dirimirá en una votación que se espera tremendamente igualada.

Los electores del norte de Manhattan y partes de El Bronx deben elegir entre la experiencia de Rangel, de 84 años y con 43 años en el Congreso, y el aire fresco que ofrece Espaillat, de 59 y que busca por segunda vez dar el salto a Washington.

Hace dos años, el político de origen dominicano se quedó a unos mil votos de desbancar al “León de Harlem”, cuya imagen se ha visto debilitada en los últimos tiempos por varios escándalos fiscales y éticos.

Sin embargo, Rangel sigue contando con el favor de muchos votantes y de varias figuras demócratas, como el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, y el expresidente Bill Clinton.

La última encuesta, elaborada la pasada semana por la cadena NY1 y el Siena College, daba al congresista 13 puntos de ventaja sobre el senador estatal.

Espaillat, por su parte, cuenta con el respaldo de, entre otros, la presidenta del Concejo de Nueva York, Melissa Mark-Viverito; el fiscal de cuentas, Scott Stringer; y el presidente de El Bronx, Rubén Díaz.

También se ha ganado el apoyo de dos medios muy influyentes, el prestigioso The New York Times y El Diario/La Prensa, el único periódico en español de la ciudad, mientras que Rangel recibió este fin de semana un espaldarazo por parte del tabloide Daily News.

Al margen de la carrera se han mantenido dos figuras que podrían haber supuesto un apoyo clave para los candidatos, especialmente para Rangel, con quien ambos han tenido una estrecha relación: el alcalde Bill de Blasio y el presidente Barack Obama.

La batalla por el distrito congresional 13, feroz desde el inicio, no ha dejado de endurecerse en las últimas semanas, con acalorados debates y acusaciones mutuas.

Especialmente, a raíz de que Rangel acusase a Espaillat de basar su candidatura únicamente en su origen dominicano, lo que provocó una fuerte reacción de la comunidad latina.

El voto hispano está considerado como una de las claves en los comicios en este distrito, tradicionalmente un bastión afroamericano, y que tras la remodelación que sufrió hace tres años para englobar partes de El Bronx, es de clara mayoría latina.

Espaillat, además, ha centrado buena parte de su campaña en la defensa de la reforma migratoria, que sería una de sus grandes prioridades en caso de resultar elegido.

El político dominicano se ha mostrado muy crítico por la inacción de Obama en este ámbito y en los debates frente a Rangel se ha presentado repetidamente como alguien capaz de lograr avances y de presionar para que el presidente firme la orden ejecutiva que pare las deportaciones de miles de indocumentados.

La otra gran baza utilizada por Espaillat ha sido la del cambio, frente a la continuidad que representa Rangel, a quien la campaña del senador estatal ha acusado de aliarse con los inversores de Wall Street en lugar de con los residentes del distrito.

El veterano congresista, mientras tanto, trata de hacer valer su experiencia y su carisma para lograr una nueva reelección, presentándose como el más capacitado para dar batalla a fuerzas conservadores como el Tea Party.

Los dos candidatos recorrieron el distrito de arriba a abajo este fin de semana para tratar de recabar votos de última hora y apuran hoy las últimas horas de campaña.

Espaillat llamó a la Junta Reguladora de Alquileres (RGB por sus siglas en inglés) a que apruebe en su votación de esta noche la congelación de los alquileres, cuya subida ha causado el desplazamiento de las minorías en muchos vecindarios.

“La vivienda económica está desapareciendo rápidamente cada año en los vecindarios del Alto Manhattan y El Bronx. Los inquilinos merecen una congelación del alquiler para protegerlos de estos costos crecientes”, dijo el senador estatal.

Además, la familia de Espaillat ha aprovechado para pedir apoyo al candidato con un vídeo de su madre y un emotivo mensaje a cargo de sus hijos.

El que gane mañana, tendrá un puesto garantizado en el Congreso, dado el perfil abrumadoramente demócrata del distrito. EFE

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.