Obama condecora a novelista dominicana Julia Álvarez en la Casa Blanca

2

WASHINGTON. El presidente Barack Obama condecoró ayer con la Medalla Nacional de las Artes y las Letras a la novelista y poeta estadounidense-dominicana Julia Álvarez, que plasma en sus obras el vivir de los inmigrantes latinos en Estados Unidos.

Julia Alvarez con Obama

“Las artes y las letras no son algo que existe para ser consumido sólo cuando tenemos un momento libre (…) Son algo que verdaderamente necesitamos”, dijo Obama en un acto en el que otorgó el galardón a 21 artistas, escritores, arquitectos, historiadores y periodistas estadounidenses.

Álvarez, nacida en Nueva York de padres dominicanos pero quien pasó su infancia en la república isleña, es una poeta, novelista y ensayista de 64 años cuya segunda novela, “In The Time Of The Butterflies” fue adaptada al cine en 2001, con actuaciones de Salma Hayek, Edward James Olmos, Demián Bichir y Marc Anthony.

Traducida como “En el tiempo de las mariposas”, la novela histórica relata el caso de las hermanas Mirabal, víctimas de la feroz dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, un caso también explorado en la ficción por el peruano Mario Vargas Llosa en “La fiesta del Chivo”.

Un pendón de mariposa negra adornaba su chaqueta gris durante la ceremonia en la Casa Blanca.

Refiriéndose a su temática a menudo vinculada a la migración, el anunciador la presentó diciendo que Álvarez “ilustra la complejidad de navegar entre dos mundos y revela la capacidad humana de ser fuertes frente a la opresión”. Luego de esta introducción, la escritora recibió la medalla de manos del presidente y le dio un beso en la mejilla.

“Siempre que un premio de esta clase es entregado, la persona que lo recibe lo hace representando a toda una comunidad”, había dicho Álvarez previamente en un comunicado citado por NBC News.

Su primera novela “How the Garcia Girls lost their accents” se alimenta de su propia infancia, cuando la familia regresó a Estados Unidos luego que su padre se involucró en la resistencia contra el dictador dominicano Rafael Trujillo.

“Cuando me preguntan qué me hizo escritora, señalo la experiencia parteaguas de llegar a este país: sin entender el idioma, debía prestar atención a cada palabra”, comenta en su sitio web.

Cuando el libro fue publicado en 1991, Álvarez tenía 41 años “con más de 20 de escritura a mis espaldas”, señala.

Entre otras de sus obras se encuentran el poemario “The woman I kept to myself” (“La mujer que me reservé a mí misma”) y la novela “Once Upon A Quinceañera: Coming of Age in the USA”, traducida como “Había una vez una quinceañera: De Niña a mujer en EEUU”.

La escritora, que vive en una granja en Vermont (noreste), gerencia junto con su pareja un proyecto de cultivo de café en República Dominicana.

– Emotiva ceremonia –

La ceremonia de entrega de la medalla fue particularmente emotiva para Linda Ronstadt, ganadora de 11 premios Grammy, quien reveló el año pasado que sufre de mal de Parkinson y que no puede volver “a cantar una sola nota”.

“Nadie puede cantar con Parkinson, por mucho esfuerzo que haga”, explicó la artista, que publicó más de 40 discos y colaboró con artistas como Emmylou Harris, Dolly Parton, The Eagles, James Taylor, Neil Young y Elvis Costello.

De 68 años, Ronstadt llegó en una silla de ruedas a la ceremonia de la Casa Blanca y se levantó para recibir su medalla de manos del presidente.

También fue homenajeado Jeffrey Katzenberg, presidente de DreamWorks Animation, un estudio de cine que ha entregado algunos de los más bellos productos de la historia reciente de Hollywood: “Shrek”, “Madagascar” y “Kung Fu Panda”.

Regalanos un Like!!!

2 Comentarios

  1. Es un ejemplo diplomático del derecho civil y los derecho humanos de todos los Estado unido de América con todas las razas humana no importa color ni donde allá nacido ese ser humano pero ojalá que conoca las familia de vincho castillo y su5hijoy ellos cojan este ejemplo humanos que todos los seres humanos son importante bobón porta sur alza o sucolorodonse allá nacido

    • No veo esto lleno de comentarios, que raro, que triste, que penoso, entonces en los temas triviales, sin sentido arman debates y salen a juzgar que por qué se publican esas cosas, esta gran noticia para la sociedad dominicana no tiene ningún interés.

Participa en el debate, deja un comentario.