Decidió morir de cáncer para salvar la vida de su hija

0

Ashley Bridges, una joven de California, antepuso la salud de su hija en camino a su propia vida, retrasando recibir un tratamiento contra el cáncer para mantener a salvo su embarazo.

La joven se negó a recibir tratamiento del cáncer de hueso que le fue diagnosticado cuando llevaba 10 semanas de embarazo. Los médicos le recomendaron que iniciara de inmediato la quimioterapia, pero ella no estaba dispuesta a tomar esa medida porque habría supuesto interrumpir el embarazo.

madre

“No veo manera de que pudiera matar a un bebé sano porque estoy enferma”, aseguró la propia Bridges.

Cuando llevaba ocho meses de embarazo, los médicos le dijeron que el cáncer se había extendido y era terminal. A pesar de haber recibido ya varias sesiones de quimioterapia, los facultativos ya le han pronosticado un año de vida como máximo.

“La idea de que yo no voy a verla crecer es muy dura”, reconocía Bridges. Ahora, los amigos y familiares de la joven la ayudan a cuidar de la pequeña Paisley durante el día.

A pesar de la difícil situación, Bridges dice que no se arrepiente de lo que decidió. Amigos y familiares han creado una página para recaudar fondos destinados a los gastos médicos de Bridges e informar de la evolución de su enfermedad.

Fuente: http://noticias.lainformacion.com

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.