Murió exeditor del Washington Post Ben Bradlee que cobró fama por Watergate

0

WASHINGTON. El legendario editor del Washington Post, Ben Bradlee, quien dirigió la cobertura del escándalo de Watergate, así como la publicación de los Documentos del Pentágono sobre la guerra de Vietnam, murió el martes a los 93 años.

Ben Bradlee

Bradlee, quien “guió la transformación del Post en uno de los cotidianos más prestigiosos, murió el 21 de octubre en su casa en Washington por causas naturales”, anunció el periódico en su página web.

El presidente Barack Obama, que había condecorado a Bradlee con la medalla de la Libertad el año pasado dijo que su labor en el Washington Post señala que “nuestra libertad como nación descansa la libertad de nuestra prensa”.

Como editor del Washington Post, Bradlee encargó a dos jóvenes periodistas Bob Woodard y Carl Bernstein la investigación sobre el robo a una sede del partido Demócrata, que terminó descubriendo todo un entramado de espionaje e irregularidades durante la campaña presidencial.

La investigación llevó a la renuncia del presidente Richard Nixon en 1974 y al inicio de una investigación contra docenas de funcionarios.

“Ben fue un verdadero amigo y un líder genial del periodismo”, expresaron Bernstein y Woodward en una declaración conjunta en el sitio web del Post.

“Su principio irrenunciable fue el compromiso con la verdad y la necesidad de esa búsqueda. Tenía la valentía de un ejército”, afirman, calificándolo de alguien “original que siguió su propio camino”.

Durante su labor como editor del Washington Post entre 1968 y 1991 el periódico no solo obtuvo el premio Pulitzer por sus historias sobre el caso Watergate sino que también obligó al Pentágono a desclasificar documentos sobre la forma como se llevo a cabo la guerra del Vietnam.

“Ben Bradlee fue el mejor editor de periódico de Estados Unidos de su tiempo”, dijo Donald E. Graham, quien fue presidente del Washington Post.

Bradlee nació en 1921 en Boston. Tras graduarse en la universidad de Harvard, sirvió como oficial de comunicaciones en la Marina estadounidense durante la Segunda Guerra Mundial.

Trabajó como reportero en el Washington Post antes de irse a la embajada de Estados Unidos en París. Luego se transformó en corresponsal de Newsweek con sede en Francia.

Como reportero se hizo amigo y confidente del presidente John F. Kennedy, cuya exitosa campaña presidencial de 1960 cubrió.

– “Nueva era de transparencia” –

La cobertura de Wategate transformó la idea de periodismo político investigativo, convirtiéndose en el tema de un best-seller y más tarde de un filme “All the President’s Men”.

“Si hay que elegir una figura para representar el salto de la vieja relación entre periodistas y políticos a la actual relación entre periodistas y políticos, esa figura es Ben Bradlee,” dijo Alan Mutter, exeditor del Chicago Daily News y del Sun-Times, ahora consultor de medios.

“El juego entre prensa y políticos cambió radicalmente con Watergate, cuando la discreción y la mutua cortesía profesional de que disfrutaron durante largo tiempo la prensa y los políticos dio paso a una investigación profunda no solamente del escándalo de Watergate sino de todos los delitos que lo precedieron y lo sucedieron”.

El resultado, subraya Mutter, fue “una era de mayor transparencia que la que haya existido jamás”.

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.