Chile seguirá adelante con el proyecto de despenalización parcial del aborto

0

El Gobierno de Chile enviará al Congreso en las próximas dos semanas la ley de despenalización del aborto en tres casos, confirmaron el domingo fuentes oficiales, en medio de la polémica por la dimisión de la ministra de salud luego de controvertidas declaraciones sobre el tema.

La gestión de la presidenta Michelle Bachelet anunció en mayo un proyecto de ley que considera la interrupción del embarazo en casos de violación, cuando el feto no pueda sobrevivir y cuando la vida de la madre esté en peligro, pero aún no se ha concretado su envío al Congreso. Sin embargo, la ministra del Servicio Nacional de la Mujer (Sernam), Claudia Pascual, adelantó que será enviado antes de que concluya enero, según dijo en una entrevista publicada el domingo por el diario La Tercera.

“Lo que está puesto en el programa de gobierno es que vamos a legislar en torno a aquello y esperamos cumplir con aquel compromiso con el envío antes del 31 de enero”, señaló. “Esperamos contar con el respaldo de toda la Nueva Mayoría”, dijo Pascual con relación a sus apoyos en el Congreso.

La ministra será una de las encargadas de conducir un debate legislativo sobre este tema, que se prevé complejo entre las fuerzas políticas de la sociedad chilena.

“Indudablemente va a ser un debate complejo, porque remite a creencias, a convicciones, a decisiones y opiniones muy diversas. Son debates que tienen mucha integralidad que tomar en cuenta, pero lo que nosotros como gobierno tenemos como convicción es que es necesario legislar y abrir este debate”, afirmó Pascual.

“No queremos imponer posiciones, pero lo que tampoco puede seguir sucediendo es que en Chile no existan mayores opciones”, señaló. Chile es uno de cinco países en el mundo que no permiten el aborto terapéutico.

El anuncio se produce días después de que la ministra de Salud, Helia Molina, renunciara tras afirmar que en Chile las familias ricas hacen abortar a sus hijas en clínicas acomodadas. En una entrevista publicada en el vespertino La Segunda, Molina dijo que en todas las clínicas ricas “muchas familias conservadoras han hecho abortar a sus hijas”.

Las declaraciones no fueron respaldadas por el gobierno y desataron una crisis que culminó en la renuncia de la ministra el miércoles,la cual fue aceptada por Michelle Bachelet.

Estimaciones del sector Salud hablan de que en Chile se producen anualmente entre 100,000 y 140,000 abortos clandestinos.

AFP

Regalanos un Like!!!

No hay comentarios

Participa en el debate, deja un comentario.