Diez años de cárcel y mil latigazos para un bloguero saudí

1

Raif Badaui defendía el secularismo y criticaba el islamismo oficial de Arabia Saudí |Amnistía Internacional llama a la movilización para impedir la segunda ronda de latigazos

Amnistía Internacional (AI) ha solicitado a las autoridades de Arabia Saudí que pongan fin a la aplicación de la condena a mil latigazos a la que fue sentenciado el bloguero Raif Badaui, cuya segunda sesión está prevista para este viernes.

El bloguero, condenado además a diez años de cárcel, recibió el pasado viernes 50 latigazos frente a la mezquita de Al Jafali, en Yedda. “Si las autoridades ignoran las críticas y continúan sin vergüenza alguna con la flagelación, Arabia Saudí mostrará su desafío al Derecho Internacional y a la opinión internacional”, ha dicho el subdirector de AI para Oriente Medio y norte de África, Said Bumeduha.

Bumeduha ha solicitado a la comunidad internacional que “continúe presionando a las autoridades saudíes” porque “el cruel e injusto castigo a Raif Badaui debe ser detenido de forma inmediata”. La esposa de Badaui, Ensaf Haidar, ha asegurado que teme que su marido –de complexión muy delgada- no pueda soportar una segunda ronda de latigazos. “Les he contado la situación a nuestros hijos –añadió- para que no se enteren a través de amigos en la escuela. Fue un gran golpe para ellos. La presión internacional es crucial. Creo que se aumentamos el apoyo habrá resultados. Tenemos que seguir luchando”.

Badaui fue condenado a recibir mil latigazos como parte de su pena por crear un foro online que promocionaba el debate público. Además su condena se extiende a 10 años de prisión, y tendrá que abonar un millón de riales, unos 225.000 euros.

Algunos de los comentarios de Badaui en su blog han sido publicados en inglés por el diario británico The Guardian.En ellos defendía la separación entre religión y Estado.

“Miren –escribió- lo que pasó después de que los pueblos europeos lograran retirar a los clérigos de la vida pública hacia sus iglesias. Crearon seres humanos y promovieron la ilustración, la creatividad y la rebelión. Los estados que se basan en la religión confinan a sus pueblos en un círculo de fe y miedo”.

Y añadía Badaui: “El secularismo respeta a todo el mundo y no ofende a nadie (…) El secularismo es la solución práctica para levantar los países del tercer mundo (incluido el nuestro) y llevarlos hasta el primer mundo”.

En ocasiones atacaba directamente la actitud de los musulmanes en Arabia Saudí, y por ende del Estado.

“No deberíamos ocultar el hecho de que los musulmanes en Arabia Saudí no solo no respetan las creencias de otros sino que además les acusan de infieles, al extremo de considerar infiel a cualquiera que no sea musulmán. Y, entre nuestras propias definiciones estrechas, consideran a los musulmanes no hanbali –la escuela islámica saudí- como apóstatas. ¿Cómo podemos ser semejante clase de gente y construir relaciones normales con seis millardos de seres humanos, cuatro y medio de los cuales no creen en el islam?”.

Amnistía Internacional también denunció la decisión de un tribunal de aumentar en cinco años la condena contra el activista Ualid Abu al Jair, abogado de Badaui, por no mostrar arrepentimiento por su presunto delito de “sedición”. Abu al Jair, fundador y director de la organización Observatorio de los Derechos Humanos de Arabia Saudí, fue condenado a diez años en prisión en 2014 por cargos que le inculpan de deslealtad al rey Abdulá, desacato a la autoridad y asociación ilícita.

Regalanos un Like!!!

1 Comentario

  1. Por eso no quiero saber de los musulmanes, en Occidente tienen que aguantarlos y hasta convertirse a su “religion” pero mucho cuidado con querer convertirlos a ellos.

    Gracias a Dios aqui no hay muchos de esos…

Participa en el debate, deja un comentario.