Teniente revela cómo los jefes de la Dican distribuyeron botín

7

Tras enterarse de que sus compañeros recibieron sumas millonarias por su participación en el allanamiento donde se incautaron 950 kilogramos de droga que no fueron reportados, el primer teniente Bárbaro Torres Beltrán le reclamó su parte del botín al coronel Félix Paulino López, jefe de Operaciones de la Dirección Central Antinarcóticos de la Policía Nacional (Dican).

Así lo reveló Torres Beltrán en el interrogatorio que le hizo la comisión investigadora del caso, copia del cual obtuvo Hoy.

Dijo que en principio Paulino López negaba que en ese allanamiento se hubiera movido algo, pero que tras “presionarlo” le confesó que “hubo una cosita” y que le iba a entregar algo para que le buscara venta.

Jefes le dieron “tumbe”. Agregó que posterior el coronel le entregó tres bultos con 60 paquetes de drogas, los cuales dejó en custodia de una persona apodada “El Mono”, quien luego le dijo que el mayor Ruddy José Japa Álvarez se los había quitado por orden expresa de Paulino López.

Torres Beltré agregó que fue a la oficina del coronel y que este le dijo que no tenía nada que ver con lo que había pasado; que si él se dejó quitar la droga ese era su problema y que se fuera de su oficina.

¡Cuántos cuartos! Según el declarante, al oír rumores de que al mayor Luciano Gómez Cabrera (quien certificó en el acta de allanamiento que no se ocupó nada comprometedor), le dieron RD$4 millones; al sargento Pedro José Almánzar, RD$2 millones; a la raso Raydiris García Miranda, RD$3 millones, al cabo Agapito Muñoz Evangelista RD$1 millón y al sargento Antolín de los Santos Zabala RD$1 millón y de que estos comentaban que iban a comprar apartamentos y carros, volvió donde el coronel Paulino López a reclamarle que le buscara lo suyo, que también había participado en el allanamiento.

Dijo que Paulino López le reiteró que no tenía nada ni le había dado nada a los muchachos, al tiempo de preguntarle si era “un gancho que le quería armar”.

El mandamás resolvió. Torres Beltrán dijo que un oficial que escuchó la discusión entre él y el jefe de Operaciones del Dican, al cual no identificó, fue donde el director del Dican, coronel Carlos Fernández Valerio, y le explicó la magnitud del caso.

Agregó que Fernández Valerio le mandó a decir que no se desespere que él es su amigo. “Y es cuando llama al coronel López Paulino y le ordena que me devuelva lo que dos días después este coronel me pasó por instrucciones del coronel Carlos Fernández Valerio, en una caja de Wiski el cual no recuerdo el nombre, y me dice, esto es lo tuyo”.

Manifestó que cuando llegó a su casa procedió a contar el dinero que contenía y “había la cantidad de medio millón de pesos en papeletas de dos mil”, con lo que pagó algunas deudas que tenía, informa hoy en su portal.

Regalanos un Like!!!

7 Comentarios

  1. Típico de aquí; rompen a hablar cuando no le dan lo suyo. Si le hubiesen repartido lo que le “tocaba” nunca hubiese hablado.

  2. Todo esta muy bien, entendí el asunto pero…el dueño de esa droga (El Mayor distribuidor o sea EL CAPO) no va a reclamar sus chelitos o su mercancía? o ellos creen que eso es así de fácil?
    Con razón aparecen muertos en todas partes después que pasa un “tumbe” como este.

Participa en el debate, deja un comentario.